Con la llegada del invierno, el Gobierno de México invitó a la población a extremar los cuidados para prevenir una cadena de contagios de coronavirusinfluenza, y resfriados estacionales. 

Además de las medidas sanitarias ya conocidas, como el lavado de manos y uso de cubrebocas, una dieta rica en frutas y verduras es una excelente forma de aumentar las defensas durante esta temporada.

Alimentos que ayudan a subir las defensas

Médicos aseguran que la mejor manera de combatir un virus de afuera, es fortalecernos desde adentro; es por ello que, fortalecer al sistema inmunológico es la mejor defensa contra el coronavirusinfluenza, y cualquier tipo de enfermedad respiratoria.

Existen algunos alimentos que resultan ser los mejores aliados a la hora de aumentar las defensas del cuerpo humano, los cuales son ricos en vitaminas A, C, D, E, y zinc.

Los especialistas recomiendan que la ingesta de frutas y verduras sea de 8 a 9 porciones diarias, además de complementarlo con semillas, proteínas, aceites naturales, suplementos vitamínicos, y evitar -tanto como sea posible- los alimentos procesados.

De acuerdo con Martha Altamirano Martínez, experta en nutrición de la Universidad de Guadalajara, debe procurarse la ingesta natural de vitamina C y omega 3 en alimentos como:

  • Jitomates
  • Guayabas
  • Naranjas/mandarinas
  • Limón
  • Kiwi 
  • Fresa
  • Pimientos
  • Espinaca
  • Brócoli
  • Salmón o atún fresco
  • Sardinas
  • Probióticos/productos lácteos fermentados
  • Legumbres como frijol y garbanzo
  • Ajo, de manera moderada

Más recomendaciones para prevenir enfermedades respiratorias durante el invierno

Además de modificar nuestra dieta, la Secretaría de Salud también ha emitido una serie de recomendaciones para evitar los contagios de enfermedades respiratorias durante el invierno.

  1. Evitar los lugares concurridos, ya que pueden ser zonas de alto contagio de enfermedades respiratorias.
  2. Cubrirnos con varias capas de ropa en caso de salir a lo indispensable.
  3. Lavar las manos con frecuencia con agua y jabón.
  4. Uso obligatorio de cubrebocas.
  5. Evitar tocar la cara con las manos sucias, ya que son una libre entrada para los virus.
  6. Evitar cambios bruscos de temperatura.