Mientras que en México la gente se está muriendo en los hospitales por Covid y los contagios están fuera de control, no puede ser posible que esté llegando la vacuna para combatir la enfermedad solo para ser almacenada, así de crítico fue Manuel de la O Cavazos.

El secretario de Salud en el estado dijo que la burocracia federal era lenta, ante una situación por demás critica.

“Imagínense tener vacunas y no las aplicamos, eso a mí me molesta y tengo que ser claro y decirlo, estamos en una pandemia, en una guerra contra un enemigo invisible, voy hacer una comparación, tenemos el agua y estamos en el desierto sin agua y ahí está el estanque de agua y no la podemos tomar ni en Nuevo León o alguna otra parte”.

“Estamos en guerra, nuestros pacientes se nos están muriendo, necesitamos ya comenzar con la vacunación, en un día que estuvimos en una colonia del municipio de Monterrey vacunamos a 14 mil personas en una mañana, en un rato que nos den las vacunas las ponemos en media mañana, todas las vacunas que tienen ahí, si nos las dan”.

“Estamos en una situación de guerra, en una situación crítica, tenemos pacientes que se nos han muerto y que hemos llorando con sus familias, lo sentimos”, refirió.

Dijo que no es lo mismo estar en un  escritorio a salir a la calle y enfrentar la situación que se está viviendo con tanto enfermo.

“Estar detrás de un escritorio sentado está a todo dar, tomando café y firmando papeles muy tranquilos es a todo dar, pero no es correcto, debemos de ser mucho más veloces que el virus, el virus es más rápido que nosotros, vacuna que llegue vacuna que de inmediato debe de aplicarse”.

De la O Cavazos aseveró que mientras que en otros países la vacuna se abrirá a todos los mercados hasta en farmacias, en México se estén tomando las cosas con tanta opacidad.

“No hay que hacer burocracia, el gobierno es lento, es obeso muy difícil de moverlo, tenemos que ser más rápidos y veloces que el virus”, sentenció.

El funcionario estatal pidió a la ciudadanía a seguir implementando las medidas sanitarias, porque el proceso de vacunación a como se están presentando las cosas es muy lento y muy tardado.

Dijo de nueva cuenta estar totalmente en contra de la forma en que se están llevando las cosas, pero que se tenían que adaptar a la medida, confiando en que a Nuevo León pronto le toque la repartición de las vacunas.