Este 29 de diciembre comenzó en Argentina la vacunación contra el nuevo coronavirus con la dosis Sputnik V, creada por el Centro Gamaleya y el Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR).

Este país es el cuarto en América Latina en comenzar la campaña de vacunación contra Covid-19 (primero fue México, Costa Rica y Chile), el primero que aplica la dosis Sputnik V en el continente y el segundo (después de Biolorrusia) en el mundo.

Las primeras personas en recibir la vacuna Sputnik son quienes tienen más riesgo de contraer la enfermedad, como el personal médico, dijo el ministro de Salud, Ginés González García.”La idea es empezar la vacunación con los que tienen más exposición al riesgo. Es una verdadera epopeya hacer la campaña de vacunación más grande de Argentina con igualdad de acceso”Ginés González García

La médica terapista Allí Flavia Loiacono fue la primera en recibir la vacuna Sputnik V, quien llamó a la población a seguir cuidándose a pesar de las inoculaciones.

Hasta este 29 de diciembre en ese país se registran un millón 590 mil 513 casos positivos y 42 mil 868 muertes.

Rusia envió primer lote de vacunas Sputnik V a Argentina

Rusia solo ha hecho un primer gran envío de la vacuna Sputnik V a Argentina de 300 mil dosis el pasado 24 de diciembre.

Para que sea efectiva, la vacuna Sputnik debe ser aplicada en dos dosis con 21 días de diferencia. Sin embargo, dos fuentes comentaron a la agencia Reuters que la segunda dosis ha tenido evidencias de ser menos estable.

La decisión de Rusia de enviar vacunas Sputnik V a Argentina provocó protestas fuera de la capital Moscú porque las dosis no están disponibles para el público en general.

Otro problema que puede tener Argentina con la vacuna Sputnik V, dijo a Reuters una fuente cercana al proceso de fabricación, que el envío a Argentina se realizó con dosis excedentes del primer componente que se había producido en cantidades mayores que el segundo.