La Autoridad Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) considera poco probable aprobar en enero el uso emergente de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica británica AstraZeneca.

Noël Wathion, director ejecutivo adjunto de la EMA, aseguró al diario belga Het Nieuwsblad que  Oxford y AstraZeneca “ni siquiera han presentado todavía una solicitud” para registrar su vacuna contra el coronavirus y, con estas condiciones, será muy difícil que obtengan la licencia sanitaria en enero del año que entra.

Oxford y AstraZeneca no han proporcionado información suficiente para la aprobación de su vacuna

Noël Wathion agrega que la poca información técnica sobre la vacunade Oxford y AstraZeneca recibida ni siquiera es suficiente “para garantizar una licencia de comercialización condicional”, como la que ya recibieron Pfizer y BioNTech en decenas de países, incluyendo México.

“Necesitamos datos adicionales sobre la calidad de la vacuna. Y después de eso, la compañía tiene que solicitar (la aprobación) formalmente”, algo que no ha sucedido y hace “improbable” que la EMA dé su visto bueno en las primeras semanas de 2021.

De acuerdo con la agencia de noticas Reuters, AstraZeneca ya ha presentado un “paquete completo” de datos sobre su vacuna a la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido.

Sin embargo, fuentes de la empresa no confirmaron si han realizado ya el mismo trámite ante la EMA de la Unión Europea.

La guerra de las farmacéuticas por desarrollar una vacuna contra el coronavirus llegó a su punto clave el pasado 8 de diciembre, cuando el Reino Unido comenzó a aplicar la fórmula de Pfizer y BioNTech en asilos de ancianos.

Desde entonces, la vacuna de Pfizer y BioNTech ha sido aplicada en decenas de países de todos los continentes. En Estados Unidos, por ejemplo, las autoridades sanitarias dieron a conocer que han aplicado la primera dosis de la vacuna a más de dos millones de personas dese que inició el proceso el 14 de diciembre pasado.

En México, que inició 10 días después, únicamente se ha aplicado la vacuna a 9 mil 579 trabajadoras y trabajadores de la salud, pero el gobierno espera que para finales del mes que entra la cifra sea de al menos 750 mil personas.