El coronavirus está en todas partes, algunas veces solo basta un descuido para que llegue a nosotros. Esto sucedió con Mike y Carol, una pareja que se había mantenido alejada del resto de su familia desde el inicio de la pandemia; incluso, habían recurrido a las videollamadas durante las celebraciones de Navidad. Desafortunadamente, una inocente visita llevó el virus hasta la puerta de su hogar.

Mike y Carol Bruno vivían en Chicago en un matrimonio feliz de casi 60 años, hasta que ambos contagiaron de coronavirus y murieron con solo 10 días de diferencia.

De acuerdo con información de Joseph Bruno, su hijo, en una entrevista para CNN, la pareja había seguido el confinamiento al pie de la letra; nunca imaginaron que una visita familiar para cortarse el cabellopodría infectarlos de coronavirus.

A finales del mes de noviembre, Carol Bruno fue al departamento de su hijo para que le cortaran el cabello. Joseph asegura que previo a la visita, su hermana, quien sería la estilista, se había realizado una pruebapara detectar el Covid-19 y resultó negativa. Además, debido a que la hija trabaja en un salón de belleza, había permanecido en cuarentenadurante tres o cuatro días para que el encuentro con su madre fuera seguro.

Hasta ese día, ni Carol ni Mike habían salido de su hogar.

Según Joseph, la visita duró solamente 40 minutos, y durante ella usaron cubrebocas y evitaron cualquier tipo de contacto; también mantuvieron a Carol cerca de las ventanas para una buena circulación del aire.

A pesar del resultado negativo en la prueba, la hermana de Bruno comenzó con síntomas de Covid-19 un día después del corte de cabello que hizo a su madre. Carol y Joseph iniciaron un par de días más tarde. 

Mike y Carol murieron con 10 días de diferencia

La primera en enfermar y ser trasladada a un hospital, fue Carol. A pesar de que días después fue dada de alta por una aparente mejoría, tuvo que regresar para que le administraran oxígeno.

La salud de Mike Bruno empezó a empeorar unos días después, y fue llevado al hospital dos semanas después de que Carol ingresara para usar también oxígeno asistido.

Por desgracia, un día después de que Mike empezara con el oxígeno, Carol murió. Y 10 días después, antes de Navidad, Mike tambiénmurió.”Creo que lo que nos da paz es saber que mi papá no sabía que mi mamá murió”Joseph Bruno

Joseph Bruno manifestó su deseo porque su historia se convierta en un ejemplo de que aún no es tiempo de bajar la guardia y que el virus puede llegar cuando menos lo esperas; ya que una simple visita familiar para cortarse el cabello -que al parecer era segura-, terminó con la vida de sus padres.”Si hubiera hecho ese sacrificio y no hubiera pasado, ya sabes, entre 30 y 40 minutos con mi mamá, todavía estarían aquí.”

Joseph Bruno

La muerte de Mike y Carol Bruno se suma a los más de 300 mil muertos por coronavirus en Estados Unidos.