Reino Unido se convirtió este 30 de diciembre en el primer país del mundo en aprobar el uso de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, quienes se unieron en abril pasado para desarrollar el fármaco.

AstraZeneca y Oxford lideraron en un primer momento la carrera por obtener la vacuna contra el coronavirus, pero al final fue el binomio Pfizer-BioNTech el que consiguió las primeras licencias sanitarias en el propio Reino Unido y otras decenas de países, incluyendo México.

Ahora, la farmacéutica británica AstraZeneca busca recibir la autorización de otros gobiernos poniendo en relieve algunos de los atributos de su vacuna que no pueden ser igualados por su competidor estadounidense.

La vacuna de AstraZeneca y Oxford, a detalle

AstraZeneca y Oxford aseguran que su vacuna contra el coronavirus tiene una eficacia de 70 por ciento, inferior al 95 por ciento presumido por Pfizer y BioNTech, pero en algunas pruebas con diferentes dosis su efectividad sube considerablemente.

Por ello, el gobierno de Reino Unido aprobó dos tipos de aplicación: una con dos dosis regulares, y otro con media dosis y una dosis completa.

Datos provisionales apuntan a que la combinación media dosis-dosis completa es 90 por ciento eficaz y la de dos dosis completas lo es en 62 por ciento. Sin embargo, Oxford dijo que la vacuna presenta mejor respuesta inmunológica con dos dosis completas.

Esta vacuna es un vector viral recombinante, lo que significa que se usa un virus como medio de entrega; hasta ahora, todo apunta a que generará inmunidad por al menos un año y que es efectiva contra la nueva cepa de coronavirus descubierta en Reino Unido hace unas semanas.

Además, tiene una gran ventaja sobre la vacuna de Pfizer, pues no necesita de ultra bajas temperaturas para su almacenamiento y transportación, y se puede refrigerar por al menos 6 meses.

Para lograr su efecto, utiliza una versión debilitada del virus del resfriadocomún de los chimpancés que codifica instrucciones para fabricar proteínas del nuevo coronavirus y generar una respuesta inmunológica y prevenir la infección.

Diversas fuentes consultadas por la agencia de noticias Reuters apuntan a que el precio de la vacuna variará según las condiciones de fabricación de cada mercado:

  • En Italia, el Ministerio de Salud calculó el costo de la dosis en 2.50 euros (60 pesos) 
  • En América Latina, podría costar hasta 4 dólares estadounidenses (80 pesos) 
  • El Serum Institute de la India estima el costo en 60 pesos por dosis 
  • En Bangladés, el precio se elevaría hasta los 5 dólares (100 pesos)