Tras la implementación de nuevas restricciones contra el Covid-19, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón llamó a la población a fortalecer las medidas de prevención y no confiarse.

Indicó que si bien es un año nuevo, el virus sigue presente en la entidad, incluso en mayor proporción que en meses anteriores

Aunado a ello, la ocupación hospitalaria se encuentra al límite con un 70 por ciento, por lo que hay muy poca disponibilidad de camillas para nuevos pacientes.

“Les pido enérgicamente: ¡no bajen la guardia, no se confíen! El relajamiento de las medidas de prevención nos pueden llevar a una situación lamentable, no tiremos por la borda el gran sacrificio que hemos hecho durante meses”, subrayó.

“Tomamos la decisión de implementar restricciones en la movilidad con el fin de bajar los contagios por COVID-19 y por ende las hospitalizaciones que en este momento, nos tienen en un estado preocupante, ya que alcanzamos el 70% de ocupación hospitalaria”.

Según el reporte de actualización de cifras emitido por la Secretaría de Salud, este 1 de enero se registraron 674 nuevos contagios, pico más alto en los últimos quince días, mientras que los hospitalizados ascendieron a 1 mil 533.

Rodríguez Calderón reiteró el exhorto a no olvidar el lavado frecuente de manos con agua y jabón, uso obligatorio de cubrebocas, aplicación de gel antibacterial, y sana distancia.

“Está en nuestras manos poder cuidar de nuestra salud y de la nuestra familia, debemos estar atentos a los síntomas para así evitar complicaciones y tener un tratamiento oportuno”.

“Cuiden su salud y la de sus familias, que es lo más valioso que tenemos”, añadió.