Un investigador de la Universidad de Cornell ha sido el autor de dos estudios que han otorgado al Universo una nueva edad fijada en 13 mil 770 millones de años, comenzando así un discurso entre la comunidad astrofísica sobre el tema.

La investigación de Steve Choi, becario postdoctoral de Astronomía y Astrofísica de la National Science Foundation (NSF) del centro Cornell de Astrofísica y Ciencias Planetarias; ha publicado su más reciente estudioen el Journal of Cosmology and Astroparticle Physics llamado ‘The Atacama Cosmology Telescope: A Measurement of the Cosmic Microwave Background Power Spectra at 90 and 150 GHz’.

La nueva edad del Universo surge gracias recopilaciones de telescopios y satélites

El estudio con la nueva estimación de la edad del Universo ha utilizado datos recopilados del Telescopio de Cosmología de Atacama (ACT) ubicado en Chile por la NSF ha coincidido con la estimación estándar que se le ha dado al Universo.

Además de la nueva edad del Universo fijada en 13 mil 770 millones de años, ha sugerido las estimaciones respecto a la luz hechas por el satélite Plank de la Agencia Espacial Europea, el mismo que midió lo que quedó del Big Bang entre 2009 y 2013 ante la investigación de un grupo de científicos hecha en 2019.

En él habían medido los movimientos de las galaxias que el satélite había hecho anteriormente, haciendo cálculos de que en realidad el Universo era millones de años más joven de lo que habían predicho.

El debate terminó con una nueva investigación al sugerir que se requería un nuevo modelo para medir la edad del Universo, lo cual generó también preocupaciones al saber que las medidas pudieran ser incorrectas.

Según apunta Simone Alola, investigadora del Centro de Astrofísica Computacional del Instituto Flatiron y primera autora de los dos artículos, se han encontrado una respuesta en la que el Plank y el ATC están de acuerdo en la nueva edad del Universo en 13 mil 770 millones de años, pues estás difíciles mediciones son confiables.