Debido a la carencia de lluvias en los últimos meses en el estado de Nuevo León, la presa Cerro Prieto ubicada en el municipio de Linares alcanzó este lunes el nivel más bajo en toda su historia.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, este manto acuífero solo tiene el 25 por ciento de su capacidad, situación que no se presentaba desde el 2013.

Con las lluvias del verano por la tormenta “Hanna” hace seis meses subió el nivel de almacenamiento 11 millones de metros cúbicos, pasando de un llenado del 27 por ciento, a uno del 32, pero fue todo, ahora está peor que antes de la tormenta, así lo señala en comunicado de CNA.

De acuerdo con datos de la dependencia federal, la Cerro Prieto tiene actualmente 74 millones de metros cúbicos de agua, un llenado de apenas el 25.5 por ciento.

De acuerdo con las autoridades, esta presa fue construida para tener una capacidad de 300 millones de metros cúbicos.

Es importante mencionar que anteriormente el director de Agua y Drenaje de Monterrey, Gerardo Garza, reconoció que la disminución del vital líquido en Cerro Prieto traería problemas operativos para el 2021, por lo que la situación actual todavía es grave.

En un recorrido realizado por este embalse de Linares, se observó que es el que se encuentra en situación más crítica, porque el área de la cortina está seca, cuando normalmente tiene algo de agua.

Pobladores expresaron su preocupación porque cuando las temperaturas son más altas, la presa llega a su menor almacenamiento y, ante la situación actual, éste podría caer a un nivel crítico.

El Cuchillo tenía más de mil 78 millones de metros cúbicos de su capacidad de mil 123 millones, es decir, el 96 por ciento.

Mientras que La Boca ubicada en el municipio de Santiago registraba 31.67 millones de sus 39.5 millones posibles, lo que representa un 81 por ciento.

El área metropolitana de Monterrey recibe el 50 por ciento de las tres presas y la otra mitad proviene de fuentes subterráneas, según Agua y Drenaje.