Una intensa movilización de las autoridades ocasionó un cliente de un banco a quien se le cayó y accionó un arma de fuego, para luego ser arrestado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey, ayer al mediodía en el centro de la ciudad.

La persona realizaba un trámite en la sucursal bancaria, momento en que se le cayó un arma de fuego de una bolsa que portaba y se accionó en el interior del inmueble.

Los hechos se registraron a las 12:00 horas, en el cruce de la Avenida Madero y calle Juan Álvarez, en una sucursal de Banregio.

En el lugar se detuvo a la persona que llevaba el arma, y quien se identificó como Francisco G., de 60 años de edad.

Policías de Monterrey al realizar labores de prevención y vigilancia recibieron el llamado de auxilio por parte de personal del banco Banregio, solicitando su presencia, ya que había un problema.

Elementos del grupo motorizado fueron los primeros en llegar, les informaron que un cliente había ingresado a la sucursal para realizar un trámite en una de las cajas, ya que iba a comprar una camioneta.

Sin embargo, al estar realizando la transacción, al cliente se le cayó un arma calibre .380 que traía en una bolsa y se accionó, el balazo hizo blanco  en una pared de la institución bancaria.

Ante tal hecho se detuvo a Francisco para iniciar las investigaciones ya que no portaba la documentación correspondiente del arma que portaba.

El propio detenido dijo que la pistola la utilizaba solo para su seguridad personal.

En una patrulla el arrestado fue trasladado a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey, en donde quedó a disposición de las autoridades correspondientes.

El arma quedó asegurada y la llevaron ante la autoridad que realizará las indagatorias.