Pacers de Indiana sucumbió ayer ante Kings de Sacramento 127-123 y con ello cayeron dos peldaños hasta la cuarta posición de su Conferencia, en la todavía joven temporada de la NBA.

La derrota de Pacers se combinó con  el triunfo de los Bucks de Milwaukee sobre Magic de Orlando 121-99.

Los Hawks de Atlanta, por su parte, pusieron su granito de arena para vencer a los Sixers de Filadelfia en la pelea dentro de los primeros cuatro lugares en el Este.

Trae Young anotó 26 puntos, incluyendo las primeras tres canastas en la segunda mitad para vencer a Sixers, plagados de ausencias la noche del lunes.

De´Andre Hunter y Brandon Goodwin aportaron 15 unidades para ayudar a los Hawks a dejar atrás una racha de cuatro derrotas. Clint Capela añadió 12 tantos y 10 rebotes y fue uno de seis jugadores de Atlanta que encestó en doble dígito.

Young, quien totalizó apenas 22 puntos en sus últimos dos encuentros, recuperó su forma ofensiva. Abrió la segunda mitad con un tiro a media distancia seguido de dos bandejas.

El explosivo inicio de Young fue vital en la racha de 15-2 de Atlanta para abrir el segundo medio que amplió el margen a 80-52. Los Hawks llegaron a tener ventaja de 95-65 en el tercer cuarto antes de que Young y varios titulares descansaran todo el último periodo.

Joel Embiid encabezó a Filadelfia con 24 puntos y 11 rebotes. Isaiah Joe terminó con 18 unidades.

Los Sixers utilizaron a nueve jugadores, una cifra que parecía un exceso para Filadelfia después de que el equipo se vio limitado a siete elementos en la derrota del sábado en casa 115-103 ante Denver. El alero Mike Scott y Embiid reaparecieron para darle mayor profunidad a los 76ers.