Al sostener una sesión del Consejo Nacional de Salud, la Secretaría de Salud en la entidad criticó la estrategia implementada por el Gobierno Federal para la distribución masiva de la vacuna en el país.

Manuel de la O Cavazos, titular de la dependencia, al igual que otros secretarios de otras entidades, dijeron estar en desacuerdo en haber sido excluidos de la vacunación que llegaron la noche del martes a los hospitales privados.

Ante el reclamo generalizado, la federación cambió la postura al permitir la aplicación de las dosis solo al personal de primera línea que atiende directamente a los pacientes que contrajeron el virus.

“No vacunar a este personal es un acto inhumano y eso no me gusta, debe ser vacunado todo el personal, todo personal de salud que atiende pacientes está en riesgo, ellos nos han apoyado también en la lucha”.

“Sin embargo, no tiene el control un servidor, pero sí lo externé y lo externo públicamente porque todos debemos ser vacunados”, enfatizó.

El funcionario estatal aseveró que la estrategia es tan mala que en vez de atacar el problema de raíz en las zonas de mayor contagio, quieren iniciar la aplicación en las zonas rurales en donde hay escasos registros de contagios.

“Quieren iniciar por las áreas rurales, no tengo nada en contra de ellas, amo el campo, pero su comportamiento es diferente, ahí hay menos concentración de personas, menos contagios y menos defunciones.

“Vamos a estar insistiendo en que Nuevo León tiene una estrategia diferente, no puede la federación controlar todo, tenemos que confiar en las instituciones, en las personas, y tener un mayor alcance”.

“No se debe de politizar el tema de las vacunas, cuando se politiza todo lo relacionado con el sector salud, todo se descompone, todo se echa a perder, nada sirve”, indicó.

De la O Cavazos mostró su oposición a que la federación controle todo el proceso de vacunación y no se confíe en las autoridades estatales.

“No puede la federación controlar todo, seguiré insistiendo, pero hay que aguantar”, puntualizó.