Para evitar que la pandemia del coronavirus incremente, Francia anunció dos medidas: toque de queda de las 18 a las 6 horasy todas las personas que entren al país y no sean de la Unión Europea (UE) deberán presentar una prueba negativa.

El primer ministro de Francia, Jean Castex, anunció que a partir de este 16 de enero y por las próximas dos semanas desde las 18 horas los negocios no esenciales deberán permanecer cerrados y las personas tendrán que resguardarse en su casa, con excepción de actividades esenciales.

Desde mediados de diciembre en Francia se implementó un segundo confinamiento y toque de queda a las 20 horas, aunque en 25 departamentos del este y sureste ya era a las 18 horas.“(Hay) excepciones relativas a los trabajadores fronterizos, los transportistas por carretera o los agentes de las empresas de transporte con protocolos sanitarios específicos”Jean Castex

Personas viajeras deberán presentar prueba negativa de coronavirus

El primer ministro Jean Castex dijo que otra medida es que todas las personas que lleguen a Francia desde países fuera de la Unión Europea deberán presentar una prueba negativa antes de viajar. Además al llegar a Francia deberán aislarse una semana y volver a realizarse una segunda prueba.

Una medida que Francia ya tenía era que las personas que venían de Reino Unido también deben presentar una prueba negativa.

A pesar de fiestas decembrinas, pandemia en Francia está controlada

El funcionario de Francia dijo que a pesar de las fiestas de fin de año, hasta el momento no se registra un incremento exponencial de casos, sin embargo, el país se encuentre en una situación frágil.

Castex mencionó que señaló que estas medidas también son con el propósito de frenar el avance de la nueva variante de Covid-19 hallada en Reino Unido, la cual es más contagiosa, pero no más mortal.

Francia registra hasta el momento 2 millones 83 mil casos y 69 mil 31 muertes por coronavirus.