Los muertos por el coronavirus Covid-19 ya son más de 2 millones de personas en el mundo, en medio de la carrera que han emprendido varios países para aplicar la vacuna a su población.

La cifra del número de muertos en el mundo, presentada este 15 de enero de 2021, que ha dejado el Covid-19, es casi igual a la población de Bruselas, La Meca, Minsk o Viena.

El país más afectado por el coronavirus es Estados Unidos, con más de 23.3 millones de contagios y por encima de los 389 mil muertos y le sigue India, que supera los 10.5 millones de casos y las 151 mil fallecimientos, y de Brasil, nación que rebasa los 8.3 millones de diagnosticados y acumula más de 207 mil decesos.

Número real de muertos por Covid-19 podría ser más en el mundo

De acuerdo con cifras de la Universidad Johns Hopkins, los muertos por el coronavirus Covid-19 en el mundo superó los 2 millones de personas este viernes 15 de enero de 2021.

AP destaca que si bien el recuento de muertos por el coronavirus en el mundo se basa en cifras proporcionadas por agencias gubernamentales de todo el mundo, se cree que el número real es significativamente mayor.

Y es que en parte puede ser por las pruebas Covid-19 inadecuadas y las muchas muertes que se atribuyeron incorrectamente a otras causas, especialmente al principio del brote.

Asimismo, destaca que mientras en 8 meses se alcanzó el millón de muertos, en menos de cuatro meses después de eso se reporta el siguiente millón, según el informe de este 15 de enero de 2021.

Ante ello, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, señala que aunque la ciencia ha tenido éxito con el desarrollo pronto de una vacuna contra el Covid-19, “la solidaridad ha fracasado”.

Señala que mientras en países ricos, incluidos Estados Unidos, Gran Bretaña, Israel, Canadá y Alemania, millones de ciudadanos ya han recibido alguna medida de protección contra el virus, en otros lugares las campañas de vacunación apenas han despegado. 

AP hace notar que muchos expertos predicen otro año de pérdidas y dificultades en lugares como Irán, India, México y Brasil, que juntos representan aproximadamente una cuarta parte de las muertes en el mundo.