El municipio de San Pedro continua clausurando negocios que siguen operando a pesar de estar prohibido, y este sábado no fue la excepción.

Durante el operativo de revisión, las autoridades clausuraron el establecimiento denominado Emilianos CantinaHistórica.

Los inspectores al estar patrullando las calles y llegar a la colonia del Valle se percataron que el negocio estaba operando.

De inmediato, el personal municipal se detuvo para realizar la respectiva inspección del lugar.

“Se tuvo a la vista que el lugar se encontraba a puertas abiertas y en labores, con personas entrando y saliendo del lugar”.

“Al acercarse los elementos a la puerta de entrada para solicitar la presencia del encargado, se observaron personas en el interior”.

Como era de esperarse, los encargados del negocio al ver acercar a los empleados municipales pusieron obstáculos de inme-diato.

En primera instancia del interior del lugar les cerraron la puerta a los elementos de Po- licía y no accedieron a los llamados.

Sin embargo, esto de poco les sirvió a los operadores de este establecimiento porque con reglamento en mano hicieron valer la ley.

El personal municipal dio fe de los hechos, una vez que le-vantaron las actas correspondientes, se limitaron a poner los sellos de clausura.

Todo esto frente a todos los trabajadores del establecimiento que no creían lo que estaba pasando.

Cabe destacar que desde marzo del año pasado, las autoridades estatales y municipales decidieron prohibir la apertura de antros y bares esto como parte de las restricciones para evitar contagios de coronavirus.

Sin embargo, establecimientos y ciudadanos han podido evadir la restricción y la autoridad lleva a cabo operativos para detectarlos.

El primer antro del Municipio de San Pedro que fue clausurado fue el antro Mississippi 105-B, en el Centrito Valle, tras denuncias realizadas por vecinos de que se mantenía operando pese a la prohibición de las autoridades de Salud por la pandemia de Covid-19.