El gobierno de China ordenó este 18 de enero poner en confinamiento a cerca de 3 millones de personas de las ciudades de Gongzhuling y Tonghua, ubicadas en la provincia de Jilin, debido al incremento de contagios de coronavirus en la región.

De acuerdo con AFP, Las autoridades piensan que cerca de cien de los nuevos contagios de coronavirus reportados en Jilin en los últimos días están relacionados con un vendedor viajante asintomático.

Gongzhuling y Tonghua quedan confinadas tras visita de vendedor que causó más de 100 casos de coronavirus

Las ciudades de Gongzhuling y Tonghua, ubicadas en el noreste de China y cerca de la frontera con Corea del Norte, han quedado en confinamiento y el gobierno se alista a realizar pruebas de coronavirus a todos sus habitantes, luego de que un sujeto causara más de un centenar de contagios.

Este sujeto, de 45 años de edad, viajó a Jilin para impartir cuatro conferencias en dos puntos distintos. Se sabe que es residente de la provincia vecina de Heilongjiang, donde las autoridades sanitarias declararon la semana pasada el estado de emergencia tras decenas de contagios.

En total, el hombre habría causado 102 contagios directos e indirectos, incluidas 79 personas que asistieron a las charlas y 23 de sus contactos cercanos.

Otras zonas del noreste de China han sido puestas en confinamientocon el fin de evitar una segunda oleada de coronavirus, incluyendo el distrito de Harbin, conocido a nivel internacional por albergar cada año un festival de hielo que atrae a miles de turistas nacionales y extranjeros.

En total, China tiene confinadas once zonas en tres provincias por los rebrotes de coronavirus de las últimas semanas, y ahora se propone realizar pruebas masivas a decenas de millones de habitantes para rastrear casos y frenar las epidemias locales.

Además, en estas localidades se ha prohibido a la población salir de casa salvo que sea absolutamente necesario, y se decidió suspender el servicio de taxis y autobuses en caso de que la gente decida romper el confinamiento.