Ante la inminente llegada de una caravana migrante de alrededor de nueve mil integrantes, México reforzó los controles en su frontera con Guatemala, en el estado de Chiapas

El pasado domingo, agentes del Instituto Nacional de Migración (Inami), llegaron a los puntos fronterizos de Ciudad Hidalgo y el río Suchiate. Al mismo tiempo, elementos de la Guardia Nacional (GN) y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se ubicaron en la zona para vigilarla.

Los agentes del Inami se encargaron de revisar los documentos que permitan a los guatemaltecos comprobar su estancia legal en el territorio mexicano.

Por el momento, las autoridades sólo restringen el paso de residentes de Guatemala que intentan entrar al país por el Suchiate. Sin embargo, se espera que llegue eventualmente la caravana que partió de Honduras el pasado viernes 15.