El académico John Ackerman se pronunció respecto a la exoneración de Salvador Cienfuegos luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) difundiera el expediente de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) que incluye mensajesde BlackBerry atribuidos al general.

A través de su cuenta personal en Twitter, John Ackerman puntualizó que “jamás defenderá a Cienfuegos” pero los mensajes incluidos en el expediente de investigación de la DEA, habrían sido escritos por un narcotraficante de bajo rango y no por quien fue el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

“Las ‘evidencia’ de la DEA son francamente una vacilada”, aseveró el académico al señalar que los mensajes de BlackBerry “fueron escritos por un narco o un militar de menor rango, pero no por el general Salvador Cienfuegos.

John Ackerman desarrolla en una serie de tuits su justificación, citando múltiples ejemplo de faltas de ortografía, que desde su apreciación personal: “sólo alguien que nunca terminó la primaria comete”.

John Ackerman: Responsable de mensajes estaba protegido

John Ackerman añade en su publicación de Twitter que el responsable de haber escrito dichos mensajes, contaba con la protección del “más alto nivel” y que tanto Salvador Cienfuegos como el presidente Enrique Peña Nieto, podrían haber estado involucrados y que el material que se envió a la DEA sólo muestra el “desaseo” de la investigación.

El académico reconoce que ello no basta para ejercer acción penal contra el exfuncionario y reitera su hipótesis de que la detención del general habría sido, “un acto de intimidación” contra el gobierno de México y por ende, una farsa, afirmando que sobrevaloró el profesionalismo de la DEA y que la FGR continuará con “investigaciones profesionales”.