El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, conversó con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en Palacio Nacional, Ciudad de México, sobre la vacunación contra el coronavirus y la seguridad, reveló mediante un video que compartió en su cuenta personal de Twitter.

De acuerdo con el gobernador de Jalisco, la reunión que sostuvo con AMLO fue “muy buena” dado que hablaron sobre temas prioritarios en la agenda del estado, señalando que se abrió un canal de comunicación respecto al Plan de Vacunación para llevar a cabo ajustes y aclarar dudas, así como garantizar que el insumo llegue en primera lugar al personal sanitario.

“Creo además que fue muy útil la reunión para restablecer la comunicación”, dijo Enrique Alfaro, quien reconoció la amabilidad del presidente López Obrador, a quien le agradeció su tiempo y apertura: “siempre he dicho que cuando se platica con él, se puede avanzar mucho”, recalcó.

El gobernador de Jalisco dijo que regresaba a su estado “contento” porque incluso con las diferencias políticas, habían logrado un trabajo conjunto y coordinado a favor de la entidad y México con un espacio de comunicación.

Enrique Alfaro espera que se atiendan pendientes en Jalisco

Enrique Alfaro sin embargo, reconoció que aún existen mucho temas pendientes en la relación de Jalisco con el gobierno federal, pese a lo cual afirma que se dio “un primer paso” con la atención a los más urgentes: la salud y seguridad, aunque descartó que con ello desatienda los pendientes y espera que se avance en ellos durante los próximos días.

Usuarios en Twitter expresaron opiniones contradictorias respecto a la situación que experimenta la relación entre Jalisco y el Gobierno de México; mientras algunos celebraron esta nueva etapa, otros indicaron que ya era una constante en el gobernador enojarse con AMLO, para luego encontentarse.

Otros, señalaron que en la entidad impera la saturación hospitalaria por el coronavirus, pero algunos más apostaron por mantener la relación institucional en beneficio de Jalisco , aunque también expresaron su incredulidad debido a que el presidente mexicano ya ha recurrido a la misma estrategia sin ofrecer resultados, señalaron.