Durante unas excavaciones realizadas en el valle de Jezreel para la construcción de una carretera, un grupo de arqueólogos descubrióuna piedra tallada que presuntamente tiene una antigüedad de más de mil 500 años.

Tras su recolección, los especialistas revelaron que la piedra contiene un mensaje dedicado a Cristo y que, además, se usaba para proteger a los lectores del mal de ojo.

“Cristo, nacido de María…”, dice la piedra tallada

La piedra tallada fue encontrada por el grupo de la Autoridad de Antigüedades de Israel en el marco de una puerta principal de la época bizantina. De acuerdo con la traducción de la doctora e investigadora Leah Di-Segni, el mensaje es una dedicatoria a Cristo.“Cristo nacido de María. Esta obra del obispo más temeroso de Dios y piadoso [Theodo]sius y el miserable Th[omas] fue construida desde los cimientos – -. Quien entre debe rezar por ellos”.Traducción de la Dra. Leah Di-Segni

Se cree que la piedra fue grabada y colocada en la puerta mientras se construían los cimientos de la iglesia, y estaba dirigida a todos los visitantes para protegerlos del mal de ojo.“La inscripción saluda a los que entran y los bendice. Por lo tanto, está claro que el edificio es una iglesia, y no un monasterio: las iglesias saludaban a los creyentes a su entrada, mientras que los monasterios tendían a no hacerlo”Dra. Leah Di-Segni

Primera prueba de la presencia de la iglesia bizantina en esa zona de Israel

El descubrimiento de esta piedra tallada dedicada a Cristo, es la primera evidencia oficial que se tiene de la presencia de una iglesia bizantina en el pueblo israelí de et-Taiyiba.

Según lo dicho por el Dr. Walid Atrash, la piedra se suma a más restos de monasterios encontrados en el sitio que demuestran que el cristianismoexistía en ese pueblo.“Esta es la primera evidencia de la existencia de la iglesia bizantina en el pueblo de et-Taiyiba y se suma a otros hallazgos que dan cuenta de las actividades de los cristianos que vivían en la región.”Dr. Walid Atrash. Autoridad de Antigüedades de Israel

Tzachi Lang y Kojan Haku, directores de la excavación, aseguraron que las investigaciones sobre el mensaje tallado en la piedra, han permitido conocer más sobre la población religiosa que habitaba en et-Taiyiba.

Por ejemplo, ahora se sabe que Teodosio, el fundador del edifico según la traducción de las inscripciones en la piedra, fue uno de los primeros obispos del pueblo y la autoridad máxima de la ciudad de Beit Shean.