Un estudio publicado en la revista Scientific Report sugiere que el coronavirus provoca tartamudez, además de otros padecimientos neurológicos debido a la respuesta inflamatoria al virus.

Pero además de la tartamudez, la fatiga, alteraciones de la memoria, psicosis y manía son otros de los problemas que enfrentarían los enfermos de Covid-19. Pero aparte de la respuesta inflamatoria, estos padecimientos pueden aparecer después de que el sistema inmunológico produzca autoanticuerpos peligrosos.

Uno de los ejemplos es el del paciente Patrick Thornton, que perdió su voz durante la enfermedad a mediados de agosto del 2020, pero cuando la recuperó, empezó a tartamudear: “Recuperé mi voz, pero esto rompió mi boca”, dijo.

Asimismo, se citan otros estudios: uno con la participación de 153 pacientes en el Reino Unido y otro con más de 200 participantes en Italia, que fue publicado en un portal de preimpresión. Ambos indican que aproximadamente la tercera parte de todos los enfermos tuvieron problemas neurológicos.”El habla es uno de los comportamientos del movimiento más complejos que los humanos realizan. Depende de un cerebro que funcione bien”Soo-Eun Chang, neurocientífica de la Universidad de Michigan.

Coronavirus interrumpirían algunas funciones del cerebro

“Hay un espectro muy amplio de manifestaciones neurológicas del coronavirus“, declaró Thomas Pollak, neuropsiquiatra en King’s College de Londres y coautor del estudio británico. Por su parte, Soo-Eun Chang, neurocientífica de la Universidad de Michigan explica que en el habla hay 100 músculos involucrados que tienen que coordinarse en una escala de tiempo de milisegundos.

No obstante, los autoanticuerpos peligrosos provocados por el coronavirus interrumpirían algunas las funciones en el cuerpo, provocando estragos en muchas de las habilidades. “Los orígenes del trastorno se encuentran en circuitos complejos del cerebro que coordinan los millones de conexiones neuronales necesarias para el habla humana”, explica Soo-Eun Chang.