Por Obed Campos

Después de culminar la novela o tragicomedia como usted le quiera llamar a lo que hizo “El Señorito Colosito”, es importante decir que en la manera en que resuelvan a sus candidatos los autollamados partidos fuertes en el estado de Nuevo León, serán quienes lleven a la gubernatura a su respectivo abanderado… o abanderada.

Les explico, ahorita les puedo decir que los números de varias casas encuestadoras y los apostadores del Melate, dicen que, a donde vaya Colosio será el próximo alcalde de Monterrey, así que Movimiento Ciudadano ya tiene asegurada mínimo una alcaldía.

Los que a veces decimos que conocemos de aguacates, que somos nosotros los periodistas, sabemos que para ganar la gubernatura requieres ganar dos de los tres municipios más grandes del estado, que son Monterrey, Guadalupe y Apodaca, otrora tiempo atrás era San Nicolás, de Las Vacas, perdón San Nicolás de los Garza.

Sin embargo, en el 2015 se rompieron todos los tabúes existentes, luego del triunfo de Jaime Rodríguez El Bronco, quien no ganó ningún municipio antes mencionado con las figuras independientes y aun así arrasó con la gubernatura, cosa que no volverá a verse en los próximos mil años (bueno le exageré un poquito, pero puedo equivocarme).

Ahorita, de Nuevo León, lo único que les puedo firmar donde gusten, que el PAN se llevará San Nicolás y Santa Catarina con quienes pongan, aunque ya se sabe que irá Zeferino Salgado en la reelección nicolaíta y Jesús Nava, ex diputado local por Santa.

El resto de los 49 municipios está metido en una tómbola, ni César Garza, ni Cristina Diaz que se reeligen por Apodaca y Guadalupe están tan seguros (o eso sueñan sus contrincantes), como tampoco lo están el resto de los municipios metropolitanos.

Creo que la Alianza puede reelegir a su excelente alcalde allá en Zaragoza, Arturo Guevara, del cual se dicen cosas muy buenas por su lado humanista que le reconocen todos sus vecinos.

En Apodaca y Guadalupe dicen los expertos que ahorita en estos momentos la piña se puede partir en tres partes iguales, PRI, PAN y la Alianza de Morena; en Juárez, García, El Carmen, Cadereyta, Marín, Salinas Victoria, Ciénega de Flores, la tendencia va hacia los morenistas.

En el caso de Zuazua y de Montemorelos se ve negro el panorama para los ediles emanados de la Alianza ya que traen mucho odio ciudadano, cosa contraria se puede ver en municipios como Terán, Hualahuises, Bravo, Ramones y China se ve un cariño de sus pobladores para que ganen sus partidos correspondientes.

San Pedro Garza García, ex municipio modelo del país, volverá a ser dirigido por cuarta ocasión con una quinta en proceso, por el “Rey de Mil Coronas”, alias Mauricio Fernández Garza quien, ya lo verá usted, sin hacer campaña un día e incluso dormido desde una cama de hospital, es el tipo más respetado por su comunidad.

Las mujeres y hombres que elijan los tres partidos antes mencionados deben tener arraigo, presencia, carisma, acercamiento con la gente, popularidad y otras cositas más, para quedarse con el triunfo, de querer meter a sus amigos o si se ponen a vender candidaturas cometerán el peor error de sus vidas.

Se sabe que la gente sale a votar preferentemente por sus alcaldes, luego por su gobernador y en última instancia por diputados, regidores y senadores que hoy no es el caso, pero si llevan a personalidades en todas las áreas que le sepan al tema y cuenten con los mismos requisitos, será un valor agregado a favor de la candidatura máxima.

Es sabido por todo mundo que todos los partidos venden muchas veces algunos espacios, e incluso mandan a otros al matadero gratis, como se ve en el caso del PRI que otorgó la mayoría de sus espacios a desconocidos en la política, pero son del mundo de la farándula y creen que con eso ya la tienen ganada.

Recuerdo lo que vi en el 2018 dentro de Morena en el estado, fue una carnicería voraz de varios personajes, quienes manosearon todo el espectro político, porque realmente este partido no tiene políticos de verdad ni que le sepan al tema, hoy en día la mayoría de los morenistas en Nuevo León proceden del PRI o del PAN en la mayoría de los casos.

Incluso el mismo Abel Guerra, esposo de la candidata a la gubernatura por Morena, sabe que personajes como Ramiro Alvarado, Alfredo Treviño, Álvaro Suárez, Ramiro González, Hugo Govea y otros tantos, estuvieron muy de la mano de la entonces dirigente Yeickol Polensky… Y Abel, que se sepa, no ha renunciado al PRI, aún.

Esa prostitución de todas las candidaturas, hoy dan pena ver sus trabajos en el Congreso local que ninguno se salva, en sus regidurías, en las diputaciones federales que solo se salvan dos piezas (Guillermina Alvarado y Santiago González), porque los morenistas no ganaron ninguna alcaldía metropolitana y para colmo no han podido elegir a un nuevo dirigente estatal, entonces díganme que estoy mal.

De los pluris que pusieron en Congreso local y federal, incluyendo a Tatiana que venía del estado de Sinaloa, tampoco hay nada bueno de qué hablar, muchos renunciaron al partido que les dio la oportunidad y brincaron vergonzosamente de un lado a otro y, lo peor, nada destacó de su gestión.

Así que en la siguiente edición hablaré con nombres de posibles aspirantes que pueden dar la pelea, si siempre y cuando, sobre todo en el partido hegemónico llamado Morena, se ponen las pilas Guille y Clarita.

EN EL PAN… SE DESGRANA LA MAZORCA
Algo está haciendo muy mal Mauro Guerra Villarreal, a quien se le está desgranando la mazorca en las manos, con la salida de importantes cuadros que abandonan el barco ante los evidentes pésimos manejos y falta de tacto político del líder del PAN en Nuevo León.

Algo está haciendo muy mal Guerra Villarreal, y muy bien la gente de Morena en el estado…

Aunque el último de los que se fueron del albiazul y ni apagaron la luz ni cerraron la puerta fue el senador Víctor Fuentes, quien aparentemente atendió la invitación de Clara Luz Flores para sumarse por Morena en pos de la gubernatura, se dice que el ex alcalde de Monterrey y ex candidato a la gubernatura Felipe de Jesús Cantú, va por el mismo partido del presidente López en busca de una diputación.

Y por si esto fuera poco, otro cuadro que renunció hace meses al partido y le está metiendo mucho ruido a la elección en Guadalupe es el ex jefe policiaco Amador Medina Flores, quien ya fue regidor en ese municipio y ahora busca la alcaldía.

MIENTRAS TANTO EN EL NIDO DEL BRONCO
Julio Ramírez quien ya fue diputado local, casi tiene en la bolsa la candidatura al distrito 20 por la alianza PRI-PRD, con cabecera en García, Nuevo León, coto del primer gobernador independiente de la historia del estado y de México, Jaime Rodríguez El Bronco..

Para los ingenuos, esto parecería poca cosa, pero con dos teclazos en Google, salta a la vista la importancia del Distrito: “Con cabecera en García se integra por cinco municipios: Abasolo, El Carmen, García, Hidalgo y Mina”.

La candidatura casi se la gana el influencer que era priista y ahora es de Morena, Manuel Guerra, quien actualmente es, como quien dice ya, candidato morenista precisamente a la alcaldía del mismo municipio de García, Nuevo León.

obed@sdpnoticias.com
@obedc