El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) documentó un aumento en el ritmo de la solicitud de perfiles, venta e historiales para la adquisición de armas de fuego en Estados Unidosdurante 2020 con un total de 39.6 millones de documentos.

De acuerdo con agencias internacionales, los expertos consultados atribuyen el aumento de la venta de armas de fuego por miedo e incertidumbre provocados por la pandemia de coronavirus Covid-19, así como por las protestas por discriminación racial y contra la brutalidad policial, y las elecciones de noviembre.“La gente se siente insegura y cuando nota cierta vulnerabilidad, busca un arma de fuego. Es una de las cosas que persigue para protegerse”. Investigador Adam Winkler

Sobre el aumento, la Fundación Nacional para Deportes de Tiro adelantó que no percibe que la tendencia al alza de adquisición de armas vaya a descender a corto plazo pues han registrado que es común entrar a tiendas y ver a la gente comprando armas.

Joe Biden: Reformas a la venta de armas

Cabe recordar que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, había prometido imponer una prohibición contra la venta de fusiles de asalto y cargadores de gran capacidad, y que los compradores muestren un historial antes de la adquisición de cualquier tipo de armas.

Sin embargo, es probable que no pueda aplicar este año las reformas de limitación de venta de armas de fuego; y especialistas prevén que esta iniciativa se convierta en “la peor pesadilla” de los grupos a favor de la posesión de armas de fuego.

Aunque personajes como el presidente de la Liga de Defensa Ciudadana de Virginia, Philip Van Cleave, considera que estas políticas acelerarán la venta de armas de fuego y lo comparó con compra de cereales: “si de repente te dicen que no vas a poder comprar más cereales, lo que vas a hacer es comprarlos todos antes de que otro se los lleve. Lo mismo con las armas”.