Por Eduardo Campos Sémeno

Diario del Coronavirus, 2 de febrero de 2021

                                                                                  104,393,068 infectados confirmados

                                                                                             2,262,795 muertes reportadas

                                                                                                                     11:30 P.M.

Con muy malas noticias a nivel estatal y buenas noticias a nivel federal está llegando esta semana de la pandemia que en poco más de un mes cumplirá el primer aniversario de aquel llamado inicial al famoso “quédate en casa” que —ilusamente— pensamos que iba a durar un par de quincenas.

Las malas noticias llegaron cortesía de una mayoría de diputados del Congreso de Nuevo León que, a iniciativa del PAN, decretó el uso obligatorio del cubrebocas en todo el Estado, pero por vía de la represión: Quien no cumpla está ya bajo amenaza de multa o hasta en peligro de cárcel.

En estos tiempos en que los ciudadanos están tan estresados por los retos de meses y meses de emergencia sanitaria, los diputados locales no pudieron pensar en otras medidas menos totalitarias, como diseñar programas e invitaciones cívicas a la reflexión y al convencimiento personal al uso del cubrebocas, en lugar de estar intimidándoles.

De la responsabilidad de esta desastrosa medida quedan excluidos los legisladores de Morena, Movimiento Ciudadano y Partido Verde que votaron en contra. Pero, al contrario, de ahora en adelante deben ser condenados los diputados que aprobaron y todos los funcionarios, políticos y representantes cívicos y de la IP que avalen medidas que puedan dañar la integridad física o económica de los ciudadanos por el “crimen” de no traer un cubrebocas.

Y es que con lo que cuestan 100 vacunas de las que dicen que quieren comprar a nivel estatal, podrían haber comprado ya un millón de tapabocas para distribuirlos gratuitamente y en paz a quienes salgan de casa sin uno.

Como estoy seguro que esa legislación tendrá represivas consecuencias y dará para muchos escritos en el futuro, prefiero ahora concentrarme en las buenas noticias que salieron del frente de las vacunas y el programa de vacunación que ya se está aplicando en México.

Antes sería bueno que el lector de estas líneas se olvide de todo lo que cree que sabe sobre la vacunación basado en las discusiones en los medios y en las versiones políticas de los adversarios al Presidente Andrés Manuel López Obrador, quienes han inventado hasta locas teorías de conspiración en torno al tema.

Y no lo digo con ánimo de defender a AMLO o a su Gobierno, sino para que mejor se enteren sin prejuicios de los conceptos que vierte el doctor Guillermo Torre Amione, Rector del TecSalud, y que yo saqué de un video de Instagram en el que es “entrevistado” por su hija Sofía acerca de las vacunas y la vacunación hasta ese momento (última semana de enero).

Ahí, sin grillas políticas y partidistas de por medio, el destacado catedrático y también Vicepresidente de Investigación del TecSalud del Tecnológico de Monterrey da su versión de los hechos e incluye invaluables tips sobre el particular.

Para no andar con muchos rollos, enlisto los conceptos del doctor Torre. Aunque como sin duda me quedaré corto, al final incluyo la liga para el video de más de media hora, que no tiene desperdicio.

Dice el Rector:

1.- El virus ha demostrado su peligrosidad y rápida velocidad de contagio, y estamos viendo en enero los números más altos de casos, de hospitalizaciones y de personas en terapia intensiva, como consecuencia de la movilidad social de Navidad y Año Nuevo, cuando muchas personas se juntaron y convivieron.

2.- Todas las vacunas aprobadas por la FDA, por la Comunidad Europea y por la mexicana Cofepris son buenas, porque han demostrado niveles de eficacia y seguridad aceptables, aunque no hay ninguna vacuna perfecta.

3.- Ante cualquier duda de vacunarse, la población tiene que estar consciente de que el riesgo de cualquier vacuna es muchísimo menor que el riesgo que corre alguien que se enferma de Covid.

4.- El Covid es una enfermedad seria, y cuando alguien se vacuna, puede darle el Covid leve, pero evita que las personas mueran por el virus.

5.- Todos nos debemos de vacunar, como única medida de contener a la pandemia.

6.- Hasta ahora se ha vacunado al personal del Sector Salud que enfrenta al coronavirus, pero el Gobierno federal tiene un plan que hay que seguir y eventualmente todos estaremos vacunados.

7.- Las vacunas son altamente seguras. En un estudio realizado a las vacunas de Pfizer y Morena, de dos millones vacunados sólo 25 personas presentaron reacciones importantes de algo de falta de aire, pero no mayores.

8.- Los estudios de las vacunas no han incluido variables como mujeres embarazadas, pero los beneficios de la vacuna son mucho mayores al riesgo de que te dé la enfermedad sin vacuna.

9.- Las vacunas del Covid, contrario a algunas creencias populares, tienen nuevas tecnologías y ya no se está inyectando el virus en sí mismo. “Tú nunca puedes tener Covid por la vacuna. No es el virus”.

10.- Las vacunas más aprobadas hasta el momento son de Pfizer y Moderna. En México sólo tenemos Pfizer por el momento. Son vacunas de dos aplicaciones o dosis.

11.- Las vacunas no tienen microchip, ni causan esterilidad (Esta fue la única referencia, casi como de broma, a las teorías populares de conspiración).

12.- Las compañías que hacen vacunas contactaron a los Gobiernos del mundo el año pasado, aún antes de tener todos los resultados y aprobaciones de sus investigaciones. México se puso en la fila en ese entonces y es por eso que ahora se pueden tener vacunas.

13.- El Gobierno federal ha vacunado en Monterrey a uno 1,400 colaboradores de los hospitales del TecSalud. Así ha vacunado a muchos otros que están en la primera línea de atención médica contra el virus.

14.- Además de Pfizer, que comprometió 5 millones de vacunas para México, en los próximos meses el País recibirá vacunas de AstraZeneca —donde interviene la Fundación Slim— que proveerá de 70 millones de dosis que se entregarán entre marzo y agosto.

15.- Aunque el Presidente López Obrador abrió la posibilidad de que particulares adquieran vacunas en México, la realidad es que este año no habrá disponibilidad de vacunas, ya que toda la producción de las compañías está comprometida a los Gobiernos del mundo a través de canales oficiales.

16.- No importa de qué compañía haya vacuna en el futuro en México. Las diferencias entre ellas no son significativas. “Toma la vacuna a la que tengas acceso”. Tal vez las vacunas no evitan que tengas la enfermedad, pero todas disminuyen su peligrosidad.

17.- “Si a alguien le da Covid, (las vacunas) evitan que se mueran, punto”.

18.- Los “peros” (hasta ese momento) a la vacuna rusa Sputnik V, son sólo porque no se conocen mundialmente los resultados de la Fase 3 de sus pruebas. Datos que sí se tienen de las de Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

19.- A pesar de eso, a la vacuna rusa no hay que tenerle miedo, ya que llegará y se usará cuando ya se tengan esos datos científicos que sin duda se están realizando.

20.- Por el momento, nadie puede saber cuánto durará la inmunización de las vacunas actuales. Puede ser que la humanidad requiera otras dosis en el futuro, pero sólo el tiempo lo podrá determinar.

Hasta ahí los puntos esenciales del video.

Casualmente el día de hoy, el doctor Torre publicó un tuit que dice: “La publicación de hoy en Lancet de resultado de vacuna Sputnik V es muy alentadora: 16,000 vacunados 91% eficacia, usa 2 adenovirus como acarreadores de secuencia proteína “spike”. Es de dos dosis y se almacena entre 2-8 C. Es lo que esperábamos- bueno para México.”

Buenas noticias. Dejémonos de grillas. Vamos a vacunarnos en cuanto nos sea posible.

Los interesados pueden ver el video completo en: https://www.instagram.com/tv/CKnFyyyJRyg/?igshid=oh05gq4p59h2