Con el fin de desarrollar una vacuna contra las nuevas cepas del Covid-19 a partir del próximo año, la británica GlaxoSmithKline y la empresa alemana de biotecnología CureVac se han unido en un acuerdo de más de 3 mil 628 millones de pesos.

La vacuna creada por GlaxoSmithKline CureVac se busca que sea de una sola aplicación.

GlaxoSmithKline y CureVac se alían para combatir nuevas cepas 

Pese a que diversas farmacéuticas productoras de vacunas contra Covid-19 han asegurado que las pruebas realizadas de sus inoculantes también protegerían de nuevas cepas encontradas en Gran Bretaña, Sudáfrica y Brasil, las cuales presuntamente serían más contagiosas, se teme que otros cambios del virus puedan eludir la inoculación disponible actualmente.

Debido a que GlaxoSmithKline adquirió una participación del 10% en CureVac en 2020, la farmacéutica británica también apoyará la producción de hasta 100 millones de dosis de la primera generación de la candidata a vacuna Covid-19 de la biofarmacéutica alemana en 2021, señalaron ambas compañías en una declaración conjunta este miércoles 3 de febrero.

Esta alianza entre GlaxoSmithKline CureVac ayudaría a lograr el objetivo de la compañía alemana a producir hasta 300 millones de dosis este 2021, de acuerdo a un portavoz.

Por su parte, CureVac ya inició las pruebas masivas de su vacuna candidata contra el Covid-19 en Europa y América Latina, donde México será parte del estudio clínico de la fase 3 de esta. Se esperan obtener los primeros resultados de los análisis de la fase 3 en marzo o abril de 2021. La empresa también está colaborando con Bayer para acelerar el desarrollo y la producción de esa vacuna.

Con respecto a GlaxoSmithKline, el mayor fabricante de vacunas del mundo por ventas, este acuerdo con CureVac representa un nuevo intento por tomar un papel importante en la producción de vacunas contra el Covid-19 a nivel mundial, luego de que la alianza con Sanofi se retrasara y se pusiera fin a la colaboración con la farmacéutica china Clover Biopharmaceuticals.