La titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sanchez Cordero, se pronunció por un “juicio imparcial” en el caso de Mario Marín, exgobernador de Puebla que fue detenido ayer por el caso de tortura de la periodista Lydia Cacho.

En la conferencia mañanera de este jueves 4 de febreroSánchez Cordero fue cuestionada por la detención del “Gober Precioso”. En su respuesta, la funcionaria dijo que el caso entra en la dinámica de justicia que promueve el actual gobierno federal, en el sentido del combate a la impunidad pero también del respeto de los derechos de las personas imputadas por algún delito.

Aseguró que si bien en su tiempo de ministra de la Suprema Corte Justicia de la Nación (SCJN), condenó la violación de los derechos humanos de Lydia Cacho, Mario Marín deberá de ser juzgado con respeto a su presunción de inocencia y con la imparcialidad e independencia del tribunal asignado a su caso.

“El caso del exgobernador tiene que entrar en esta dinámica de ir contra la impunidad, tener juicio imparcial, que los tribunales realmente hagan su trabajo y los fiscales y avancen hacia el tema de disminuir, en lo más posible, los índices de impunidad”.