La Red Nacional de Refugios (RNR) informó que los rescates de mujeres víctimas de violencia en su hogares durante 2020 crecieron en un 300% con relación a 2019, lo que atribuyen principalmente al confinamiento por la pandemia de coronavirus Covid-19.

A través de un comunicado, la organización señaló que el confinamiento propició un aumento en los casos de violencia familiar de hombres contra mujeres, quienes huyeron de sus hogares para salvar sus vidas o la de sus hijos e hijas.

Las entidades donde más rescates realizaron fueron Ciudad de México, Estado de México y Puebla; e incluso calificaron al 2020 como uno de los años más violentos contra las mujeres también por la ausencia de estrategias para prevenir, atender y erradicar las violencias en su contra.

Cada hora, una mujer pidió ayuda: Red de Refugios

Además de los rescates, la RNR aseguró que en los últimos dos meses de 2020 cada hora una mujer les solicitó ayuda por algún acto de violencia; y de septiembre a diciembre, 4 de cada 100 reportaron intentos de feminicidio.

Atendieron a 46 mil 514 personas, un aumento del 39% en comparación con 2019; y de ellas, por redes sociales y líneas telefónicas, 15 mil 592 personas recibieron atención especializada, principalmente en CDMX, Edomex y Guanajuato que abarcan el 46.54% de las atenciones.

Sobre los agresores, la Red explicó que 75.41% de las mujeres que solicitaron ayuda reportaron que sus esposos, exparejas o parejas fueron quienes las violentaron desde agresiones psicológicas hasta físicas; mientras que dos de cada 10 fueron víctimas de todos los tipos de violencias.

Mujeres denunciaron que autoridades no las atendieron: RNR

Otro dato proporcionado por la Red indica que testimonios de víctimas comprueban la indiferencia de las autoridades al atender los casos de violencia, pues por lo menos 2 de cada 12 mujeres que atendieron ya habían denunciado ante alguna dependencia gubernamental sin recibir apoyo.

“Estos testimonios reflejan la falla del Estado, que tiene la obligación de detener cualquier posible situación de riesgo, no se debe esperar a que la vida de una mujer esté comprometida o haya evidencias físicas, recordemos que los feminicidios son el resultado de una serie de violencias que se minimizan e invisibilizan, cientos de veces por las propias autoridades”.

Un dato más es que 27% de los agresores de las mujeres que solicitaron apoyo a la RNR tenían antecedentes penales y el 29% usaban armas de fuego; y 14% contaba con vínculos militares o políticos.

Las peticiones de la RNR es que garanticen los derechos de todas las mujeres y niñas, y que las contemplen “como eje de incidencia en su agenda” para una verdadera transformación de este problema en el país.