El creador de Poop Map es el checho Nino Uzelac; su intención es que la gente mencione los lugares idóneos para ir al baño, sobretodo fuera de casa, un tema delicado en varios sentidos, pues estamos hablando de higiene personal y la manera en que se pueden evitar desde malas pasadas, hasta posibles infecciones por un retrete sucio.

Así la gente puede comentar cosas como lo limpio del lugar, si cuenta con buenas instalaciones, si hay papel y jabón, e incluso te permite subir una foto del baño, para que la gente se dé una idea. No sólo eso, hay quienes también suben canciones recreando la atmósfera del lugar.

Poop Map se ha convertido en una red social

Más allá de lo incómodo o escatológico que pueda ser para algunos el tener una aplicación para compartir su experiencia en el baño, Poop Map ha sido descargada por un millón de personas, quienes han convertido la aplicación en toda una red social para defecar.

Los usuarios de Poop Map son llamados “poopers“, los cuales no tienen empacho en mencionar con detalle todo lo que acontece en el baño y los intestinos de cada uno; claro, algunos siendo más explícitos en los detalles que otros.

De hecho también se llegan a dar concursos, donde gana obviamente quien vaya más veces al baño en el día, con un extra si lo hace en diferentes partes, ya sea de su ciudad, país o del mundo (cosa muy difícil actualmente, aunque hay quienes se ven creativos en ese aspecto).

Si bien todo suena divertido e interesante (hasta cierto punto), varios especialistas señalan que se debe de tener cuidado con la app, pues como muchas otras que utilizan geolocalización, el usuario podría entregar información sensible a la gente de manera accidental o voluntaria; todo por sumarse al juego.