A pesar de que las hospitalizaciones y los contagios van a la baja, la Secretaría de Salud sigue preocupada porque siguen llegando pacientes directos a entubar a las clínicas.

Amalia Becerra Aquino, subdirectora del Hospital Metropolitano, señaló que por ese motivo no han podido disminuir de 400 las cifras de pacientes en situación de salud crítica.

La funcionaria estatal señaló que, a pesar de las constantes recomendaciones, la gente sigue llegando muy tarde a recibir atención médica y muchos no lo logran.

“Pese a que las hospitalizaciones siguen disminuyendo, el número de pacientes graves no baja de los 400, eso quiere decir que los pacientes ,aunque menos, siguen llegando pacientes directos a entubar y eso es muy malo, son muchos”.

“Estos pacientes que digamos son el peor de los escenarios con covid-19, además no son los únicos pacientes graves, hay más pacientes que requieren de muchos cuidados médicos y de enfermería, esa es la respuesta del por qué muchas defunciones”.

“Hay pacientes que a pesar de las recomendaciones de un médico de ir a un hospital, el paciente prefiere aguantar en casa hasta que el organismo tiene un límite y ya no soporta, y es cuando comienza un problema más grave”, explicó.

La funcionaria estatal aseveró que las hospitalizaciones ahora marcaron mil 542 pacientes internados, de los cuales 417 se encuentran apoyados por un ventilador mecánico para poder respirar.

En cuanto a los contagios, la tendencia es a la baja al sumar 698 casos en menos de 24 horas, para alcanzar 158 mil 792.

Por tal motivo, exhortó a los ciudadanos a no dejar pasar tanto tiempo antes de acudir al hospital.

Lo que agradeció Becerra Aquino es que debido al respiro en la ocupación hospitalaria de Nuevo León, los pacientes ya no están sentados.

“Habíamos comentado que el Hospital Metropolitano estaba rebasado, hoy el hospital ya no tiene pacientes sentados, eso es muy importante, ya el personal puede atender mejor a los pacientes”.

“Es decir, la capacidad hospitalaria claro que mejoró, ahorita no están los hospitales llenos, es decir, teníamos muchos pacientes que estaban dentro del hospital, pero estaban sentados. Hoy esto no está ocurriendo por primera vez, tenemos 48 horas así”, manifestó.

En el caso de los fallecimientos, la Secretaria de Salud reportó 45 personas que perdieron la lucha contra el virus, para sumar en total 8 mil 124.

De las personas que vencieron la enfermedad se reportaron 140 mil 790, mientras que 9 mil 878 siguen bajo tratamiento médico.