Inconformes por imponer obligatoriamente por ley el uso del cubrebocas, un reducido número de 10 personas junto con diputados marcharon del Congreso al Palacio de Gobierno para exigir el veto a la reforma recién aprobada.

Tanto legisladores como algunos ciudadanos consideran que se están violando sus derechos.

Durante la manifestación, algunas de las personas portaban cartelones con las fotos de los diputados que promovieron y avalaron la ley.

En punto de las 10 de la mañana, los inconformes junto con los diputados Horacio Tijerina, de Movimiento Ciudadano, y Luis Armando Torres, de Morena, arribaron al Palacio de Cantera.

“Hacerlo obligatorio con multa, con arrestos y con situaciones de represalias, lo único que va a traer es molestia y distraer a las fuerzas de seguridad”.

“Lo que hemos dicho, es que el uso del cubrebocas sea exhortado por el gobierno y sea también otorgado a la gente que anda en la calle sin cubrebocas”, expuso el diputado Horacio Tijerina.

Mientras los legisladores y dos personas que participaron en la marcha ingresaron al Palacio de Gobierno para exigir el veto a la ley, el resto se manifestó en la Explanada de los Héroes.

Los diputados insistieron en que apoyan la medida del uso de cubrebocas, más no su obligatoriedad. Sin embargo, algunos de los manifestantes expusieron estar en contra de su empleo por considerar que tiene fines recaudatorios.

“La organización Mundial de la Salud  dice que no es recomendable el uso del cubrebocas”, aseveró uno de los inconformes.

Entre los inconformes se encontraban personas que han estado promoviendo que la Secretaría de Salud apruebe el uso del dióxido de cloro como medicamento de combate al Covid-19.