En la ciudad de Safi, ubicada al suroeste de Marruecos, un tribunal negó el divorcio a una mujer embarazada argumentando los “derechos del feto”. 

Según el artículo 70 del Código de Familia de Marruecos, un bebé tiene derecho a nacer dentro de una familia consolidada y que viva bajo el mismo techo, por lo que el divorcio de la mujer embarazada y su esposo no podrá llevarse a cabo sino hasta que nazca el bebé. 

Tribunal defendió los “derechos del feto”

De acuerdo con el portal marroquí Medias24, la decisión del juez sobre aplazar el divorcio de la mujer embarazada y así defender los “derechos del feto”, es un caso inédito en el país de cumplir la ley de forma “justa y no literal”.

El juez basó su sentencia en el “principio del mal menor”, por lo que consideró que el divorcio de la mujer embarazada “sigue siendo prematuro” y provocaría un daño psicológico a largo plazo en el bebé.

Podrá divorciarse cuando nazca el bebé

Considerando las fuentes judiciales marroquíes consultadas por Medias24, la mujer embarazada podrá ampararse de otras leyes marroquíes cuando el bebé nazca y así poder divorciarse

De acuerdo con el medio, existen leyes que garantizan los derechos de la mujer y sus hijos en caso de divorcio.

El veredicto del juez ha causado indignación en algunas partes del mundo por negar el divorcio a la mujer argumentando los “derechos del feto”.