El Senado de Estados Unidos resolvió absolver al ex presidente Donald Trump del cargo de incitar a la insurrección, en el segundo juicio político llevado a cabo en su contra, con una votación de 58 a favor y 43 en contra.

Con esto se puso fin al segundo impeachment (juicio político) en contra de Donald Trump, realizado por los disturbios en el Capitolio del pasado 6 de enero de 2021, que dejaron un saldo de 4 personas, muertas (3 manifestantes y un policía).

Para que Donald Trump fuera declarado culpable se necesitaba el apoyo de 67 de 100 escaños del Senado, que cuenta con 48 demócratas, 50 republicanos y 2 independientes que tienden hacia el lado de los demócratas.

Se necesitaba que al menos 17 republicanos se unieran a los demócratas, y sólo 7 lo hicieron:

Richard Burr

Bill Cassidy

Susan Collins

Lisa Murkowski

Mitt Romney

Ben Sasse

Pat Toomey.

Impeachment contra Donald Trump se llevó a cabo sin testigos

El impeachment en contra de Donald Trump se llevó a cabo de manera particular, sin testigos y con discusiones entre demócratas y republicanos. Se tenía previsto que se escucharan los argumentos finales de la acusación y la defensa, pero se aprobó llamar a testigos.

Sin embargo, la decisión luego fue echada para atrás y el juicio siguió sin testigos, aunque se tomaron en cuenta declaraciones dadas a conocer por CNN, sobre una llamada entre Donald Trump y el líder republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, el 6 de enero.

En esta llamada el legislador pidió al ex presidente que “ejerciera su influencia sobre sus simpatizantes” para salir de la sede del Poder Legislativo. Trump respondió asegurando que la gente estaba más molesta que el representante, por las elecciones.

Con esto Donald Trump se convirtió en el primer presidente en ser sometido a dos impeachments y también a salir bien librado de ambos. También fue el primer ex presidente en ser sometido a un juicio político tras dejar su cargo.