En palabras de sus creadores, la plataforma de comunicación es un nuevo tipo de red social basada en la voz. “Cuando abres la aplicación puedes ver ´salas´ llenas de gente hablando, todas abiertas para que puedas entrar o salir, explorando diversas conversaciones”. Más que una comunidad, es una “red de comunidades interconectadas y diversas”. La aplicación se anuncia a sí misma como “chat de audio directo”.

Es una red social atípica en la que no se comparten imágenes -ni fotos ni vídeos-; solo audios emergentes. No se pueden dejar mensajes escritos ni grabar, tampoco se pueden poner ´emojis´ ni ´likes´, es una especie de ´podcasting´ interactivo que también podría definirse como una especie de mesa redonda virtual gigante en el ciberespacio.

La nueva red social creada por Paul Davison y Rohan Seth es ya un punto de encuentro y conversación útil y fluido para emprendedores e inversores.

Aunque todavía está en versión beta y requiere una invitación para unirse, se ha vuelto un poco menos exclusivo. Actualmente tiene 2 millones de usuarios, según un comunicado reciente de la compañía, que planea abrir la aplicación a al público general “pronto”. Además, también están trabajando en una versión para Android de la aplicación, ya que de momento sólo está disponible para iOS.

Para formar parte debes conseguir un padrino: “Hola, aún estamos abriendo, pero cualquier puede unirse con una invitación de un usuario existente. Regístrate para ver si tienes amigos en Clubhouse que puedan dejarte entrar ¡Estamos deseando que te unas!”, reza el mensaje de bienvenida de la app.

La principal limitación es que tienes que unirte en vivo, ya que las conversaciones no se guardan y no hay forma de escucharlas después del hecho.