Sacar fotos y fotocopiar la credencial de elector a personas adultas mayores que acudan a vacunarse no es correcto y es invasivo, consideró el comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) Francisco Javier Acuña.

En entrevista con Aristegui Noticias, Acuña dijo que próximamente el INAI pedirá reunirse con la Secretaría de Gobernación (Segob) para explicar por qué el protocolo que asignaron para vacunación contra la Covid-19 no es correcto.

El comisionado recordó que recabar datos personales debe cuidarse con mucho rigor, especialmente si se trata del gobierno. En el caso de sacar fotos sin cubrebocas y careta, y que forma parte de los datos biométricos, tampoco es correcto y no tiene sentido.

Acuña dijo en la entrevista que es distinto solicitar la CURP (como se hace en el portal Mi Vacuna), pues la credencial de elector contiene mucho más datos personales.

En varios estados se ha reportado que Servidores de la Nación toman fotos y sacan fotocopias a las credenciales de elector de las personas que acuden a vacunación.

En una reunión con la Segob, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, dijo que este protocolo genera vulnerabilidad y ya hay quejas por ello, por lo que pronto será investigado.

¿Por qué piden la credencial de elector y sacan fotos para la vacunación?

La Segob justificó en una reunión con el INE y con el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que se pide la credencial de elector como identificación. Sin embargo, no explicó la razón de tomar fotos.

En conferencia de prensa del 16 de febrero, la jefa de gobierno de CDMX, Claudia Sheinbaum, desmintió que el asunto se trate de un tema electoral, además que fue una instrucción del gobierno federal.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) también negó en la mañanera de este 17 de febrero que se trate de un tema para recolectar votos en las elecciones del 6 de junio.

“Si pidieron la credencial, pues debe ser para que se identificaran los adultos mayores y que en efecto demostraran que tienen más de 60 años, que viven ahí, en el caso de la ciudad, pues que viven en Cuajimalpa, en Magdalena Contreras o en Milpa Alta, que es donde corresponde. No hay ninguna intención de actuar de manera ilegal y perversa”.