Con el fin de comprobar y afinar la efectividad de fármacos y vacunas contra el Covid-19, Reino Unido iniciará pruebas clínicas en las que se infectará a personas sanas en las próximas semanas, informó este miércoles 17 de febrero el Ministerio de Empresa, Energía y Estrategia Industrial.

Se tienen considerados 90 voluntarios con una edad entre 18 y 30 años, quienes a partir de marzo serán vacunados de manera segura y controlada para determinar, en una primera fase, la cantidad mínima de virus requerida para que se genere infección, lo que facilitará después probar vacunas y fármacos.

Toda vez que se haya determinado ese primer dato, la intención de los científicos será comprobar la reacción inmune ante el virus SARS-CoV-2 y que esto sirva para afinar y acelerar los ensayos de las vacunas a mayor escala.

Por lo anterior, se tiene planeado administrar vacunas contra el Covid-19 consideradas como “seguras” a este pequeño grupo de personas sanas a los que se infectará con el virus.

Voluntarios serían infectados con cepa británica, surgida en Reino Unido

Por su repercusión en el Reino Unido, la variante del virus con la que se infectará inicialmente al grupo de voluntarios será la que se originó en dicha nación desde marzo de 2020 y que de la que se ha demostrado ser de bajo riesgo para adultos jóvenes sanos, agregó el escrito.

El ministerio aclaró que los estudios donde se infecta a personas sanas —en vez de elegir a personas contagiadas de forma natural tal como se ha realizado hasta ahora en el desarrollo de las vacunas contra el Covid-19— se han usado desde hace varios años para la generación de inmunizantes y tratamientos contra enfermedades como:

  • Malaria
  • Fiebre tifoidea
  • Resfriado común
  • Gripe
  • Norovirus

Con esto, el Reino Unido se convertirá en el primer país del mundo que efectúe este tipo de estudios en la pandemia por Covid-19, después de que hayan sido aprobados por un comité de ética, añadió el ministerio.

Fotografía: Jean-François Monier