Con polémica arbitral, fallando las oportunidades claras de gol y con la mala suerte de no saber cerrar los partidos, el Monterrey de Javier Aguirre acumuló su segundo partido sin victoria y empató a una anotación en su visita ante Necaxa. 1-1.

La escuadra de Javier Aguirre perdonó en el momento importante del partido y en los minutos finales se vieron alcanzados en el marcador tras el gol de Martín Barragán que igualó el cotejo tras el antes tanto de Maxi Meza, situación que castigó a un Monterrey que fue mejor que Necaxa pero que no supo aprovechar su superioridad haciendo más goles.

Les faltó la contundencia y la polémica arbitral les afectó en la segunda mitad, momento en el que no se les validó un claro gol tras un grosero error de Edgar Hernández, no se les marcó un penal sobre Alfonso González y en el gol de Necaxa había un fuera de lugar, situación de la que no se percató Luis Enrique Santander, árbitro del encuentro.

Sin embargo, antes de todo esto, antes de que Monterrey estuviera errático en la contundencia y fueran perjudicados tras las decisiones arbitrales de Enrique Santander, Monterrey encontró el 1-0 al minuto 35 gracias a Maxi Meza, jugador que aprovechó un pase desde el sector izquierdo del área de Avilés Hurtado y a la altura de la medialuna, un poco más adelante de la misma, disparó de manera raza y colocada hacia el poste izquierdo del arco defendido por Luis Malagon y con ello la visita, el conjunto de Aguirre, se fue ganando al culminar la primera mitad.

El Necaxa mejoró en la segunda mitad, en el inicio de la segunda parte y empezaron a hacer figura a Hugo González, arquero que al minuto 49 salvó a la Pandilla tras desviar un disparo de Martín Barragán que se estaba por colar en las redes de su arco.

Minutos más tarde, Miguel Layun cobró un tiro libre desde el sector izquierdo del campo de juego y el arquero Edgar Hernández atacó de manera incorrecta la redonda y la misma había superado la línea de cal y era gol para el Monterrey, pero esto no fue percatado ni por el VAR ni por Santander y el conjunto de Aguirre se perdió del 2-0 al 55′.

Al minuto 70 había sucedido un claro penal en el área del Necaxa a favor del Monterrey tras un empujón sobre Alfonso González, situación de la que no se percató Santander y no marcó la pena máxima para la Pandilla del Cerro de la Silla, equipo que conforme pasaron los minutos fallaron en dos ocasiones el 2-0 en los pies de Charly Rodríguez y Avilés Hurtado.

Charly recibió un pase dentro del área y voló el esférico cuando era una jugada clara de gol, mientras que Avilés fue asistido por Rodríguez tras un balón perdido por el Necaxa en el mediocampo y el colombiano enfrentó a Edgar Hernández y mandó su disparo de manera desviada.

Gol que perdones, gol que recibirás en tu arco y esto sucedió al minuto 81, momento en el que Martín Barragán aprovechó un rebote dentro del área de Monterrey tras una deficiente marca de los centrales albiazules, aspecto del que se percató el delantero necaxista y de zurda fusiló a Hugo González y marcó el 1-1 definitivo.

Ese gol no debió contar en el marcador ya que había un fuera de lugar por parte Bryan Aarón Casas Roque, situación de la que Santander no se percató.

Los Rayados sumaron otro partido sin ganar y aunque ahora merecieron ganar el partido les faltó contundencia y fueron perjudicados por el cuerpo arbitral, aspectos que aún así no tapan el funcionamiento del Monterrey y éste equipo tendrá que mejorar conforme avancen las jornadas.

El Monterrey sumó 11 puntos de 18 posibles y será hasta el domingo 28 de febrero cuando enfrenten como locales y a las 17:00 horas de la tarde al equipo de Tijuana.