De acuerdo con la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos, el oxímetro de pulso no debe ser utilizado para diagnosticar Covid-19 debido a que las lecturas de este dispositivo puedes ser incorrectas. Y es que, de acuerdo a la recomendación de la FDA, existen muchos factores los cuales pueden afectar las lecturas del oxímetro de pulso, como los siguientes:

  • • Mala circulación
  • • Pigmentación de la piel
  • • Grosor de la piel
  • • Temperatura de la piel
  • • Consumo de tabaco
  • • Esmalte de uñas

Para detectarlos porcentajes de presión de oxígeno en la sangre, la FDA pidió se prestara atención a otros indicadores como los son la coloración en las uñas, en la cara y el ritmo cardiaco, esto a pesar de que anteriormente la OMS incluyó el uso del oxímetro de pulso para identificar a los pacientes.

¿Sirve o no el oxímetro de pulso?

De acuerdo con la FDA, las advertencias sobre el uso del oxímetro de pulso se dieron después de que un estudio publicado en New England Journal of Medicine, señalara que el dispositivo tenía “tres veces más probabilidades de dar lecturas engañosas entre pacientes afroamericanos”.

Además, se mencionó que la mayor parte de estos oxímetros de pulso son adquiridos en línea, por lo cual no se someten a la revisión de la FDA y no están destinados a fines médicos, dijo la agencia.

¿Cómo se lee un oxímetro?

Las medidas del oxímetro, en un rango normal, deberían registrar entre el 95% y 100%, las medidas por debajo del 90% son considerados como hipoxemia, lo que requiere oxígeno suplementario, debido a que para mantener las células saludables se requiere una saturación del 89% de oxígeno.

Sin embargo, este nivel bajo de oxígeno se puede obtener durante un período corto de tiempo debido a esfuerzos excesivos, por lo que se recomienda regular la respiración antes de realiar pruebas con el oxímetro.

Fotografía: Pixabay