Tras cuatro años fuera, Estados Unidos anunció su reincorporación oficial al Acuerdo de París sobre el cambio climático y el gobierno del presidente Joe Biden prometió tener como prioridad la batalla ambiental. El gobierno del presidente Joe Biden aseguró que de inmediato asumirá el compromiso internacional de prevenir el calentamiento global.

El regreso de Estados Unidos al acuerdo de 2015 que busca combatir el cambio climático se da un mes después de asumir la presidencia de su país, quien es el segundo mayor emisor de carbono del mundo. En su primer día como presidente de Estados Unidos, Joe Biden anunció el interés de su gobierno de reintegrarse al Acuerdo de París, luego de que Donald Trump sacó al país del compromiso internacional durante su gestión.

Por su parte, el Secretario de Estado del gobierno de Biden, Antony Blinken, celebró la reincorporación de Estados Unidos al Acuerdo de París por considerarlo un marco sin precedentes para la acción global. “Lo sabemos porque ayudamos a diseñarlo y a hacerlo realidad”, subrayó por medio de un comunicado de prensa.

“Su propósito es simple y amplio”, matizó Blinken, para luego agregar: “ayudarnos a todos a evitar el calentamiento catastrófico del planeta y desarrollar la resilencia en todo el mundo a los impactos del cambio climático que ya estamos viendo”

Antony Blinken. Secretario de Estado del gobierno de Biden

Con miras en el futuro, Blinken sostuvo que el gobierno de Biden se compromete a mantener el diálogo y colaboración con otras naciones para colaborar en el desarrollo de acciones y estrategias para contener el calentamiento global.

“El cambio climático y la diplomacia científica nunca podrán volver a ser complementos en nuestras discusiones sobre política exterior, abordar las amenazas reales del cambio climático y escuchar a nuestros científicos está en el centro de nuestras prioridades de política nacional y exterior”

Antony Blinken. Secretario de Estado del gobierno de Biden

¿En qué consiste el Acuerdo de París?

El Acuerdo de París busca combatir el cambio climático y acelerar e intensificar las acciones e inversiones necesarias para un futuro sostenible con bajas emisiones de carbono, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas.

El acuerdo tiene como objetivo limitar el aumento de la temperatura global a 2°C (3,6°Fahrenheit), por encima de los niveles preindustriales y continuar el esfuerzo para bajarlo a 1.5°C.

Además de aumentar la capacidad de los países para hacer frente a los efectos del cambio climático y lograr que las corrientes de financiación sean coherentes con un nivel bajo de emisiones de gases de efecto invernadero y una trayectoria resistente al clima.

Fotografía: DoD/ Lisa Ferdinando