Los Tigres llevan más de una semana que perdieron la Final del Mundial de Clubes ante Bayern Munchen, hace unos días, el miércoles, enfrentaron y perdieron ante Cruz Azul, su cabeza está en otro lado y hoy enfrentan a los Xolos.

En punto de las 19:00 horas de la noche de este domingo y desde el Estadio Universitario, casa de Tigres, la escuadra antes mencionada buscará sacarse de la mente la resaca de haber jugado hace pocos días una final del mundo y el haber perdido en su regreso a México con la Máquina Cementera del Cruz Azul.

Pareciera que los Tigres realmente no regresaron a México y su mente y competitividad se quedó en la ciudad de Doha en Qatar, lugar en el que iniciando el mes actual empezaron con un sueño mundialista y acabaron como subcampeones del mundo, dejando el nombre del país y de la Liga en lo más alto.

¿Eso los distrajo o les sigue pesando en el aspecto anímico el no haber podido coronar esa gran participación siendo campeón del mundo frente al Bayern de Múnich?

Pareciera que lo que les pasó ante Cruz Azul fue una combinación de ambas situaciones, esto debido a que los Tigres ni de cerca mostraron su mejor versión ante los cementeros y fueron justamente los perdedores de este compromiso.

Tigres, en su regreso a la Liga MX, jugó como local, desperdició los primeros 30 minutos ante la Máquina y perdió por marcador de 2-0, con tantos de Luis Romo y Guillermo Fernández.

El primer tanto de Romo cayó al minuto cinco y el de Fernández en el tiempo agregado, cuando los Tigres intentaban empatar el partido aunque esto buscaban hacerlo con más ímpetu que con buen futbol, ya que esto último pareciera que lo dejaron en las semifinales ante Palmeiras.

Ante Bayern era entendible que no desarrollaran su mejor futbol ya que los alemanes son mejor equipo y hasta era normal que fueran superados en el partido, situación que finalmente si sucedió, aunque ante Cruz Azul esa falta de reacción no solo es digna de preocupación, también es meritoria de crítica.

Los auriazules no reaccionaron ante Cruz Azul y en grandes pasares del juego fueron superados por un conjunto cementero mayormente enfocado y concentrado para este partido, esto debido a que ellos si le pusieron seriedad al mismo y no tuvieron con la cabeza en otro lado, como pareciera ser que en Tigres si sucedió.

Con siete puntos en cinco fechas y enfrentando a un rival que va invicto en el campeonato, con un estratega como Pablo Guarde que les está entregando las soluciones para desarrollar un buen futbol y con su motivación de enfrentar a un equipo que tiene la cabeza en otro lado, ese es el panorama de Tijuana, equipo que no tiene derrotas en este certamen, viene de un triunfo ante León y hoy buscarán hacerle daño a una escuadra de Ferreti que su mejor futbol lo dejó en el Mundial de Clubes y la cual solo goza de dos triunfos y un empate en el campeonato.

Tijuana, por su parte, suma 12 puntos en seis jornadas y ahora buscará seguir con el letargo felino, ese que empezó en la Final ante el Bayern y el cual se siguió revalidando frente a Cruz Azul.

Nahuel Guzmán; Luis Rodríguez, Hugo Ayala, Carlos Salcedo, Jesús Dueñas; Guido Pizarro, Rafael Carioca; Luis Quiñones, Javier Aquino, Nicolás López y André Pierre Gignac sería el equipo que inicie este domingo con Tigres para enfrentar a Xolos.

Segunda oportunidad de Tigres en este campeonato tras su regreso a la Liga MX luego de su participación en el Mundial de Clubes, segunda oportunidad en la que buscarán regresar a la victoria, dejar atrás su derrota ante Cruz Azul para de esa forma alcanzar las 10 unidades en seis jornadas y con eso ir mejorando en el Guardianes 2021, competencia a la que irán a por todas luego de ser subcampeones del mundo.