Especialistas y autoridades Vida Silvestre en Estados Unidos dieron a conocer el hallazgo de un ciervo con una rara condición patológica denominada como dermoides corneales, donde los ojos del animal están cubiertos de pelo como si se tratara de su piel.

El ciervo fue localizado luego de que se reportara un primer avistamiento del animal en 2020, luciendo sumamente desorientado; cosa que fue explicada por la cantidad de pelaje que sobresalía de sus ojos, que le impedían ver con normalidad.

De acuerdo con especialistas, es casi un milagro que el animal haya sobrevivido hasta este momento, pues probablemente sólo reconocía la luz y la oscuridad, fuera de ello no distinguía el resto de las formas complejas que lo rodea. Al parecer sus otros sentidos lo ayudaron a adaptarse al entorno.

¿Qué son las dermoides corneales que sufre el ciervo?

Las dermoides corneales, como las que sufre el ciervo aquí presentado, es un mal congénito donde tejido normal (o masas de piel) crece en lugares no naturales, en este caso, que haya pelo en los ojos del animal salvaje.

Si bien no ponen en riesgo inmediato la vida de quien lo padece, pueden representar una molestia y llegar a afectar el desarrollo natural con el entorno, como se mostraba el ciervo al caminar de manera azarosa cuando fue visto por primera vez.


Ciervo/ Pixabay.


Hay que señalar que el caso del animal aquí mencionado es extremadamente raro, siendo el segundo registrado hasta el momento; por lo general, las dermoides corneales no genera una cantidad de pelo tan masiva. Además de que el padecimiento es más típico en seres domésticos como perros o vacas.

Se cree que el pelaje ocular se le desarrolló en una etapa temprana, probablemente durante su estado embrionario, de ahí que estén tan asentadas a su sentido de la vista.

Con información de RT y National Deer Association.

Fotografía: Pixabay