El Gobierno del Estado informó este domingo a través de un comunicado que la Línea Tres del Metro se encuentra en óptimas condiciones para operar y que las declaraciones emitidas por la Auditoria Superior de la Federación, en relación que las instalaciones no eran seguras, se debió a que la última inspección que realizaron fue el año pasado.

“La inspección realizada por la Federación se dio durante el último trimestre del año pasado, cuando aún la obra se encontraba en una etapa de revisión. Desde entonces a la fecha, han sido atendidos aspectos relativos a luminarias, instalaciones eléctricas, divisiones en zonas de pago-no pago, barandales adicionales, y complementos de accesibilidad a los andenes, entre otras”.

“Por lo que la situación descrita en el Informe de ningún modo refleja el estado en que se encuentra la obra el día de hoy”.

La administración encabezada por Jaime Rodríguez Calderón manifestó que el sistema totalmente seguro y actualmente se tienen las condiciones necesarias para que las instalaciones de la Línea 3 comiencen a trabajar. Así se confirmó de nuevo que el arranque del servicio se daría en los primeros meses de este 2021.

En referencia al supuesto desvió marcado por la ASF, el gobierno estatal descartó que se hayan hecho desvíos millonarios en el proyecto de la Línea 3 del Metro. En un comunicado, el Ejecutivo señaló que en todo momento han sido transparentes en lo relacionado a este proyecto.

La administración estatal precisó que 44.4 millones fueron asignados a la empresa responsable de la instalación de todo el sistema eléctrico de la Línea 3, y que todo el proceso se realizó acorde a las normativas establecidas. Se anticipó que el estado difundirá información acerca del ajuste presupuestal realizado de 5.5 millones de pesos señalados también por el organismo fiscalizador.

Ante estas acusaciones, el Gobierno Estatal recordó que tuvieron que subsanar un sinnúmero de fallas de la administración pasada.

“Desde el inicio del presente Gobierno, en todo momento esta dependencia ha mantenido una política de apertura y transparencia, y en reiteradas ocasiones ha indicado que en esta obra se debieron subsanar numerosas fallas de planeación tanto en su ejecución como en su esquema financiero por parte de la administración anterior”.