En Nueva Zelanda, un niño de 3 años de edad murió luego de estar dentro de una lavadora mientras jugaba. De acuerdo con informes de medios locales, ningún integrante de la familia se percató de que el niño estaba dentro de la lavadora cuando la encendieron y ocurrió el accidente.

Niño entró a la lavadora para jugar

Un portavoz de la policía de Christchurch -ciudad donde ocurrió el accidente- dijo, que las pruebas y testigos señalan que el niño pudo “abrir la puerta de carga de la lavadora para jugar, y no habría hecho ruido para no ser descubierto”.

Por esta razón, cuando se encendió la lavadora, no se percataron de que el niño estaba ahí. Fue luego de notar anomalías y fallas en el proceso de lavado, que abrieron la puerta para ver el interior de la lavadora. Lo que vieron, fue al niño de 3 años inconsciente. De inmediato, los padres llamaron a emergencias.

Niño murió en el hospital

Aunque la ambulancia trasladó al niño a urgencias del hospital, los médicos no pudieron hacer mucho. Hasta el momento, aunque la familia no ha hecho declaraciones sobre la muerte del menor, la policía informó que lo más probable es que sea catalogado como un accidente.

“La policía está investigando las circunstancias de la muerte y el forense ha sido informado. Esta es una tristeza de la que no se puede hablar.”

Portavoz

Por su parte, la presidenta de la Junta Comunitaria, Karolyn Potter; y la consejera de barrio, Melanie Coker, enviaron sus condolencias a la familia. Además, pidieron a los padres de familia no descuidar a los niños y siempre estar alerta en los juegos para evitar otro “incidente absolutamente desgarrador”.

Fotografía: Steve Buissinne / Pixabay