El secretario de Salud estatal Manuel de la O aseguró este lunes que llevarán las quejas de los adultos mayores al Consejo de Seguridad en Salud para ver si pueden apoyarlos en cuanto a retirar las restricciones de movilidad impuestas. No quiso prometer nada, pero dijo que las decisiones se tomarán a conciencia. En tanto, pidió a este grupo aguantar un poco más de lo que ya han aguantado.

“Voy a exponerlo al Consejo de Seguridad en Salud. Vamos a ver qué dicen. A lo mejor tomamos una decisión, a lo mejor aguantamos, no quiero adelantar nada, nos han ayudado mucho los adultos mayores… Sé que algunos ya quieren salir, que si me muero que me muera; pero no se trata de eso, de retar el virus, aguanten un poco más… Les prometo que voy a ponerlo a consideración al Consejo de Seguridad en Salud a ver cómo podemos ayudarlos”.

De la O Cavazos, recordó que las medidas de restricción no son tomadas por él sino por el Consejo estatal de Seguridad en Salud, y son con el fin de cuidar a ese grupo de la población.

“Ya han aguantado muchísimo para que lo echen a perder todo, tienen que aguantar y resistir… Hay que esperar un poco. Esperemos que los casos disminuyan y podamos actuar de otra manera. Los vamos a tomar en cuenta, estamos analizando, y les prometo que voy a ponerlo a consideración al Consejo de Seguridad en Salud”.

El domingo, cientos de personas de 60 años o más se manifestaron a través de una carta, en contra de las restricciones de que son objeto, y acusó al funcionario estatal, entre otras cosas, de discriminación.

El Secretario de Salud en la entidad dijo que será cuando estén vacunados que se pudieran quitar las medidas restrictivas de ingreso de las personas mayores de edad a todo tipo de establecimientos, aunque les prometió que revisaría el tema con el citado Consejo.

Solicita de nuevo Congreso eliminar restricciones

Por tercera ocasión, el Congreso del Estado solicitó a la Secretaria de Salud eliminar las restricciones a los adultos mayores para que estos puedan ingresar a los comercios. La propuesta fue presentada por la diputada de Nueva Alianza, María Dolores Cantú, misma que se aprobó por unanimidad, considerando que les asiste la razón a los quejosos, en su demanda, ya que la situación de exclusión que sufren sucede únicamente en Nuevo León.

“El Congreso del Estado como representante de la ciudadanía debe intervenir en apoyo de este grupo representado de 251 adultos mayores residentes del área metropolitana… Los (Diputados) los apoyamos en sus necesidades, de surtir la despensa y comprar alimentos, pero lamentablemente esto no es la generalidad. Consideramos que les asiste la razón a los quejosos en su demanda, toda vez, que la situación de exclusión de que son víctimas, sucede únicamente en Nuevo León”.

“Los afectados califican las restricciones de salud como discriminatorias, inconstitucionales y vergonzosas; pero también, se quejan del trato despótico por parte de los guardias de seguridad, inspectores de salud o empleados de centros de servicio y cadenas comerciales, que incluyen malos tratos y agresiones verbales al negarles la entrada a los establecimientos”.