Antes de tomar protesta como abanderado del PRI a la gubernatura de Nuevo León, Adrián de la Garza Santos solicitó licencia ante el cabildo regiomontano para separarse de la alcaldía de Monterrey.

Previamente, aseguró atender puntualmente la situación de Luis Donaldo Colosio Riojas, aspirante a la alcaldía.

“Manifesté mi decisión de hacer las labores correspondientes, ya lo hice, ya di instrucciones muy precisas antes dejar de manera definitiva el municipio de Monterrey”, mencionó de la Garza Santos.

Señaló que de parte del municipio de Monterrey no debe de haber ningún problema para que ningún candidato tenga problemas para contender por algún puesto de elección popular.

De acuerdo al dictamen avalado por la Comisión de Gobernación, se nombró a Roque Yáñez Ramos, segundo síndico, como encargado de despacho en lo que el Congreso del Estado nombre a quien quedará como presidente municipal sustituto.

A petición del Cabildo, plantearon al Poder Legislativo nombrar a Antonio Martínez Beltrán como alcalde sustituto, quien se ha desempeñando en este tiempo como el encargado de despacho del Gobierno de Monterrey.

Durante el evento le preguntaron a De la Garza Santos si se autorizó la constancia de residencia en Monterrey de Luis Donaldo Colosio Riojas, candidato de Movimiento Ciudadano, y respondió afirmativamente.

“Por parte del municipio de Monterrey no debe de haber ningún problema para que ningún candidato que quiera contender, y que tenga derechos políticos para hacerlo, no tenga ningún problema, al menos por parte del municipio de Monterrey.

“He dado instrucciones muy precisas para que, repito, cualquier candidato que tenga derechos políticos los pueda ejercer”.

–(Instrucciones) para que se firme ya esa constancia (de Colosio)?

“Así es”.