Debido a la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, no sólo los laboratorios y expertos en salud se han involucrado en la investigación de esta enfermedad. También, grandes empresarios en la industria de la tecnología como Elon Musk han realizado estudios para entender el coronavirus y poder combatirlo.

Elon Musk y sus más de 4 mil 300 empleados de la compañía aeroespacial SpaceX se ofrecieron como voluntarios para ser parte de un estudio de anticuerpos Covid-19. Esta investigación se publicó recientemente en la revista científica “Nature Communications”.

Trabajadores de SpaceX fueron supervisados por experto de Harvard

De acuerdo con el sitio ‘The Verge’, la empresa SpaceX solicitó a los empleados participar en el estudio. En abril de 2020 les fue enviado un correo electrónico a los trabajadores para que se ofrecieran como voluntarios.

También se le pidió al director médico de SpaceX, que trabajara con un experto en enfermedades infecciosas de Harvard y un médico del Instituto Ragon para desarrollar el programa de pruebas de anticuerpos contra la Covid-19.

En el estudio se descubrió que las personas infectadas con la Covid-19, pero fueron asintomáticas o mostraron síntomas más leves desarrollaron menos inmunidad en comparación con aquellas personas que presentaron síntomas moderados o fuertes a causa de la enfermedad.

Los investigadores encontraron evidencia de que existe un umbral particular de anticuerpos que podrían proporcionar inmunidad, aunque señalaron que los niveles precisos asociados con la protección contra la reinfección no son muy claros.

Estudio fue financiado por la fundación de Elon Musk

También resaltaron que las vacunas contra la Covid-19 producen una respuesta inmune más fuerte con aquellas personas que presentaron síntomas moderados o graves, en comparación con los que tuvieron síntomas leves o fueron asintomáticos.

Con este estudio se pretende que los sistemas de salud a nivel mundial, puedan distribuir eficazmente los suministros limitados de vacunas contra la Covid-19. La investigación estuvo conformada por 30 coautores de diversas organizaciones como el MIT, Harvard, Beth Israel Deaconess Medical Center, Howard Hughes Medical Center y SpaceX.

Además, el proyecto de investigación fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud, la fundación benéfica de Elon Musk, el ‘acelerador de vacunas Covid-19’ de la Fundación Gates y el Instituto de Investigación Traslacional para la Salud Espacial de la NASA.

Fotografía: Archivo/ Internet