Los senadores del Partido de Acción Nacional piden la renuncia del titular de la Auditoria Superior de la Federación, David Colmenares Páramo, por rectificar que el precio que estimó por la cancelación del aeropuerto en Texcoco era menor al que calculó en un principio.

Este 24 de febrero, durante una videoconferencia, Lilly Téllez, senadora del PAN, expresó que el titular de la Auditoria Superior de la Federacióndebería presentar su renuncia por su falta de credibilidad.

“Yo creo que el auditor debe renunciar porque no sabe aritmética y ha dejado a la Auditoria Superior de la Federación en completo descredito y falta de credibilidad. Al parecer subordinado al ejecutivo.”

Senadora Lilly Téllez

Senadores del PAN piden explicaciones a la ASF

La senadora del PAN, Kenia López, respaldó la declaración de Lilly Téllez y dijo que no es posible que un auditor cambie de opinión, sin presentar datos, solo por la presión del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por su parte, el senador José Erandi Bermúdez recordó que la ASF fiscaliza los recursos también del gobierno federal y hace observaciones. Sin embargo, sin seguir un proceso, la ASF reconoció que hizo estimaciones erróneas, tras declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No es posible que el auditor por presión mediática cambie de opinión (…) Lo más preocupante del auditor es que sin llegar a este proceso ya los exculpó, esto jamás se había visto (…) Lamentable la actuación del auditor, esto lo deja en un estado de indefensión.”

Senador José Erandi Bermúdez

ASF estima “mal” el costo de la cancelación del aeropuerto

En la revisión de la Cuenta Pública 2019, la ASF reportó que la cancelación del aeropuerto de Texcoco costaría al menos 331 mil 996 millones de pesos, el triple de las estimaciones del gobierno federal, quienes estimaban un costo de 100 mil millones.

Sin embargo, el Presidente desestimó el informe de la ASF, aseguró que él tiene “otros datos”. Asimismo, acuso a la ASF de dar mal la información a sus adversarios, en la mañanera del 22 de febrero.

Tras la declaración, la ASF reconoció que existían inconsciencias en las estimaciones. “Al momento se ha detectado ya que dicho monto es menor a lo estimado inicialmente por una deficiencia metodológica”, señaló en un boletín.

El 23 de febrero, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México detectó errores en el costo estimado por la ASF y habría un 75 por ciento más de diferencia. La ASF respondió que su equipo examina la auditoría.

Fotografía: facebook