Por Javier Treviño

@javier_trevino

El 24 de enero pasado escribí en este sitio que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, había hecho dos llamadas telefónicas el viernes 22 de enero: una a Justin Trudeau, primer ministro de Canadá y otra a Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. También escribí que “todo indica que quien aprovechó mejor la llamada fue el primer ministro de Canadá. Acordó con Biden reunirse el próximo mes. ¿Y México? ¿No sería urgente llevar a cabo una Cumbre de los tres líderes de América del Norte?” https://bit.ly/3kmMV2C .

Pues la “cumbre virtual” sí se llevó a cabo antier. Sólo que México no estuvo presente. Eso es muy desafortunado porque Estados Unidos y Canadá, sin México, definieron una “hoja de ruta para una asociación renovada”. No fue un encuentro protocolario ni rimbombante. El énfasis fue puesto en los temas que importan, en las políticas públicas. La distancia y las pantallas ayudaron. Biden estaba con su equipo en el salón Roosevelt de la Casa Blanca y Trudeau en la oficina del primer ministro en Ottawa.

El amigo de Estados Unidos

Una frase de Biden lo dice todo: “Estados Unidos no tiene un amigo más cercano ni más importante que Canadá. Nuestras naciones comparten una geografía e historia cercanas que nos unirán para siempre, pero nuestros valores son aún más importantes”.

Trudeau elogió a Biden repetidamente. ¡Qué diferencia! Todos recordamos el ataque de Trump a Trudeau en 2018, cuando en Twitter dijo que el primer ministro de Canadá era “deshonesto y débil” después de que Trudeau expresó sus objeciones a los aranceles sobre el acero y el aluminio de Canadá, México y la Unión Europea.

Biden y Trudeau acordaron una “hoja de ruta” que describe cómo los países vecinos trabajarán juntos en su mayor prioridad: combatir el covid-19. Trudeau planteó a Biden que permitiera que Canadá compre vacunas producidas en los Estados Unidos. Las que recibe actualmente son de las plantas de Pfizer y Moderna en Europa.

Los líderes dijeron que con esta “hoja de ruta” se crea una asociación sobre el cambio climático, se promueve la seguridad sanitaria mundial, se refuerza la cooperación en materia de defensa y seguridad y se reafirma un compromiso compartido con la diversidad, la equidad y la justicia.

Mientras AMLO recibía al amigo argentino

Puesto que el presidente Andrés Manuel López Obrador estaba muy ocupado con la visita del presidente de Argentina, Alberto Fernández, identifiqué 20 puntos que pudieran interesarles:

1. Trudeau y Biden comparten una visión para una recuperación económica sostenible e inclusiva que fortalezca a la clase media de sus países. El compromiso de ambos es con un crecimiento limpio impulsado por los trabajadores, las comunidades, las empresas y la innovación.

2. Quieren abordar el impacto desproporcionado que la crisis de la pandemia ha tenido sobre las mujeres, los jóvenes, los grupos subrepresentados y los pueblos indígenas.

3. Su preocupación son las pequeñas empresas. Anunciaron iniciativas conjuntas para acelerar su recuperación aprovechando el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) y el modelo del Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas (SBDC).

4. Los dos líderes lanzaron una estrategia para fortalecer la seguridad de la cadena de suministro entre Canadá y Estados Unidos. Acordaron reforzar su relación económica profundamente interconectada y mutuamente beneficiosa.

5. Incluso entraron en un tema concreto del futuro: trabajar juntos para construir las cadenas de suministro necesarias para convertir a Canadá y Estados Unidos en líderes mundiales en el desarrollo y la producción de baterías para vehículos de cero emisiones y almacenamiento de energía renovable para apuntar a una transformación industrial neta cero.

6. Reconocieron los importantes beneficios económicos y de seguridad de la relación energética bilateral y su infraestructura altamente integrada. Para avanzar aún más en las prioridades climáticas, acordaron renovar y actualizar el Memorándum de Entendimiento (MOU) existente sobre la confiabilidad y seguridad de la infraestructura energética de América del Norte entre el Departamento de Energía de EUA y el Departamento de Recursos Naturales de Canadá para mejorar la cooperación en sostenibilidad y transiciones energéticas equitativas, innovación en energías limpias, conectividad y transporte con bajas emisiones de carbono.

7. Los líderes también acordaron fortalecer la cooperación bajo la Iniciativa de Gobernanza de Recursos Energéticos (ERGI), un esfuerzo multinacional para fomentar la cooperación internacional en los minerales y metales que hacen posible la transición energética.

8. Reconocen el impacto de la cooperación regulatoria internacional en la mejora de la competitividad económica y el bienestar mientras se mantienen altos estándares de salud pública, seguridad, trabajo y protección ambiental.

9. Expresaron su compromiso de fortalecer la implementación del Acuerdo de París, incluso trabajando juntos y con otros para aumentar la escala y la velocidad de acción para abordar la crisis climática y proteger mejor la naturaleza. Trabajarán en conjunto y alentarán a otros países a lograr emisiones netas cero a más tardar en 2050.

10. Biden reafirmó su compromiso de responsabilizar a los contaminadores por sus acciones. Tanto Biden como Trudeau acordaron trabajar juntos para proteger a las empresas, los trabajadores y las comunidades de ambos países del comercio injusto por parte de países que no toman medidas climáticas firmes.

11. Ambos líderes acordaron convocar a una reunión ministerial sobre el clima, que coordinará la cooperación entre Estados Unidos y Canadá para aumentar la alineación con el Acuerdo de París y los objetivos netos cero, incluidos los esfuerzos para lograr un futuro de vehículos sin emisiones.

12. Acordaron adoptar un enfoque coordinado para acelerar el progreso hacia una infraestructura de energía limpia, resiliente y sostenible, incluido el fomento del desarrollo de la transmisión transfronteriza de electricidad limpia. Biden afirmó el objetivo de que Estados Unidos logre un sector energético libre de contaminación neta de carbono para 2035 y Trudeau reafirmó el objetivo de Canadá de lograr un 90 por ciento de electricidad sin emisiones para 2030.

13. Reafirmaron su determinación de trabajar juntos para combatir el terrorismo y el extremismo violento en todas sus formas, tanto en el país como en el extranjero.

14. Acordaron mejorar la cooperación para contrarrestar la explotación de las redes sociales e Internet por parte de terroristas, extremistas violentos y grupos de odio, fortalecer el intercambio de información para mejorar sus respectivas estrategias de prevención que abordan el extremismo violento doméstico y mejorar el intercambio recíproco de información conocida y sospechas de amenazas.

15. Como parte de sus esfuerzos para proteger la infraestructura crítica en América del Norte, los dos países implementarán un marco de colaboración sobre ciberseguridad en el sector energético para mejorar la seguridad y la resiliencia de su infraestructura energética transfronteriza.

16. El Primer Ministro y el Presidente afirmaron su compromiso compartido de abordar los desafíos globales y reiteraron su firme compromiso con las Naciones Unidas, el G7 y el G20, así como con la OTAN, y otros organismos internacionales.

17. Los líderes acordaron trabajar para revivir la Cumbre de Líderes de América del Norte como un nuevo compromiso de solidaridad entre Estados Unidos, Canadá y México.

18. Acordaron ampliar la cooperación para la promoción de la democracia, los derechos humanos y la libertad de prensa en nuestro hemisferio y en todo el mundo. Trudeau se comprometió a asociarse con Estados Unidos en una Cumbre por la Democracia, así como a través de la Coalición por la Libertad de los Medios.

19. Los líderes expresaron su preocupación común por la crisis migratoria global, el compromiso de brindar refugio seguro a los refugiados y solicitantes de asilo y la determinación de trabajar juntos para fortalecer los esfuerzos en estas áreas, incluido el reasentamiento de refugiados.

20. Reconocieron las fuentes de inestabilidad y migración irregular en Centroamérica, y acordaron trabajar juntos para expandir el apoyo al desarrollo de capacidades en los países afectados.