La tecnología ha logrado avances tan remarcables en los últimos años que hoy en día ya es posible hablar de robots que bailan o incluso que cocinan para evitar contagios de Covid-19 en esta pandemia. Ahora ha salido a la luz Ai-Da, la primera robot humanoide con habilidades de artista, que es capaz de pintar cuadros e incluso escribir poemas gracias a que está dotada de inteligencia artificial.

Sus creadores explican que el nacimiento de la robot es parte de una crítica a la sociedad actual y los abusos que comete con el uso de la tecnología.

¿Por qué se llama Ai-Da?

La idea que dio origen a Ai-Da fue de Aidan Meller, propietario de la galería de arte de Oxford, y de la curadora de arte Lucy Seal, quienes lograron aterrizar su proyecto gracias a la compañía de robótica Engineered Arts, y a estudiantes de las universidades de Oxford y Leeds, en Inglaterra.

El nombre de la robot es un homenaje Ada Lovelace, pionera inglesa de la ciencia informática, la matemática y escritora del siglo XIX.

Meller señala que el denominador común entre todos los grandes artistas es haber sabido “captar el espíritu de su época” y en el siglo XXI, dicho espíritu se encarna, en la inteligencia artificial, que ha dado sus habilidades artísticas a Ai-Da.

“Está dotada de increíbles tecnologías y de competencias para producir obras remarcables, innovadoras.”

Aidan Meller, creador de Ai-Da, la robot artista

¿Cómo funciona?

De acuerdo con sus creadores, Ai-Da es capaz de pintar retratos de personas reales gracias a que está equipada con una cámara en sus ojos y a que cuenta con programas de algoritmos que almacenan datos sobre obras de otros artistas.

Todos estos datos son transformados en coordenadas que se transforman, no sólo en cuadros hechos con lápiz, también en poemas que incluso declama con sentimiento.

“La inteligencia artificial de su visión computarizada permite al robot localizar caras, reconocer rasgos faciales, imitar expresiones… En el pasado utilizamos reconocimiento de voz, otro bueno uso de la inteligencia artificial.”

Marcus Hold, ingeniero de diseño y producción de Engineered Arts

Sobre cómo surgió la idea de crear a la robot, Lucy Seal dijo en entrevista con The Sunday Times todo se originó como una crítica en torno a la dependencia que tenemos hacia la tecnología, sin pensar mucho en las consecuencias que eso puede traer.

“Vivimos en una cultura de selfies, pero estamos dando nuestros datos a los gigantes tecnológicos, quienes los usan para predecir nuestro comportamiento. A través de la tecnología, subcontratamos nuestras propias decisiones.”

Lucy Seal, creadora de Ai-Da, la robot artista

Fotografía: tomada de video