Decenas de operadores de tráileres tomaron las calles de Nuevo León en una caravana “espejo” en lucha de sus derechos. Dicen estar molestos de no ser tomados en cuenta en el desarrollo que desean tener como líderes del autotransporte federal.

Desde temprana hora de este martes, y como parte de una manifestación masiva en los 32 estados de la República Mexicana, decenas de tráileres avanzaron a poca velocidad por las carreteras de Nuevo León, deseando que sean tomados en cuenta en sus exigencias.

Dicho lo anterior más de 35 mil socios de la “AMOTAC” Asociación de “Hombres Camión” o pequeños propietarios (fleteros) de al menos 60 mil camiones de carga, entre tracto camiones y tortons, realizaron un “paro nacional” en las principales carreteras de los 32 estados del país.

La Alianza Mexicana de Organización de Transportistas A.C. (AMOTAC), que pugna “por un transporte de carga digno y justo” informó que a partir de las 8 de la mañana rodarán miles de vehículos “en marcha lenta” para exigir que las autoridades federales, estatales y municipales atiendan sus demandas.

Demandaron la atención al gobierno del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, de entidades y ayuntamientos, ante una serie de problemas que les aquejan. En el área metropolitana de Monterrey, la caravana llegó hasta las instalaciones de esa corporación en el municipio de Escobedo, NL, y de ahí tomaron el “Libramiento Libre” en dirección a Saltillo, Coahuila.

Desde hace más de 15 años los socios de la AMOTAC enfrentan al intermediario monopólico que trata de adueñarse del transporte pesado en México y, acusan que para ganar el doble en los fletes utilizan camiones de doble remolque.

Estos son conocidos como “Dollys” los cuales, sostienen, dañan el asfalto de las carreteras, y son los principales causantes de accidentes donde han muerto o han resultado heridos cientos y cientos de personas en las carreteras de México.