Pese a que no ha logrado venderse y se han invertido más de 120 millones de pesos en su mantenimiento, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el “no uso” del avión presidencial ha provocado un ahorro de 300 millones de pesos para el gobierno de México.

En su conferencia mañanera de este viernes 5 de marzo, dijo que el proceso de venta del Boeing 787 Dreamliner ha sido complicado debido a que se trata de una aeronave de lujo que pocas personas están dispuestas a comprar.

En su intervención, el director del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Jorge Mendoza Sánchez, informó que hasta el momento se han invertido 120 millones de pesos para mantener el avión presidencial en “óptimas condiciones”, pero aclaró que, por la decisión de no usarlo para los traslados del Presidente, se han ahorrado más de 300 millones de pesos del erario público.

El director de Banobras agregó que el Dreamliner 787, bautizado por el gobierno de Enrique Peña Nieto como “José María Morelos y Pavón”, tiene un valor actual de 2 mil 286 millones de pesos y en las últimas semanas se han recibido 3 nuevas ofertas para su posible compra, las cuáles han pasado al comité auxiliar de la ONU para su análisis y revisión.

Fotografía: tomada de video